El técnico de Universidad de Chile , Diego López, está luchando junto a su equipo de trabajo por levantar la campaña de los azules en esta temporada, donde suma un triunfo y un empate por Copa Chile y ahora se prepara para su estreno esté sábado en el Campeonato Nacional enfrentando a La Calera.

Una difícil tarea pero donde cuenta con el apoyo familiar de su esposa, Alexandra Pose, y tres hijos, Thiago (21), Ian (18) e Inti (16), quienes desde Uruguay siguen los primeros pasos que está dando su papá en el fútbol chileno.

"Estoy muy orgulloso de él. Siento que va a ser una experiencia muy importante para su carrera porque tiene la chance de medirse a otro equipo grande como la U y demostrar que es un buen entrenador. Está muy entusiasmado y algo que lo va destacar sin dudas es la constancia y el trabajo día a día. Es una persona con mucho carácter que no se guarda nada, pero a las  vez tiene un perfil bajo y muy humilde", comenta Thiago, en una entrevista con el diario Las Últimas Noticias.

Si bien adelantan que es difícil que se vengan al país para estar más tiempo con Diego, si aseguran que podrán visitarlo por la cercanía con Uruguay.

"Por suerte son sólo dos horas de avión desde Uruguay. Obviamente que cuando se presente la ocasión, vamos a estar ahí para alentar como siempre", destaca.

 

 

 

Emprendimiento familiar

 

Eso sí, la familia de Diego López también se ha embarcado en una tienda de ropa, que el mismo entrenador se encarga de hacer publicidad por sus redes sociales, donde, por ejemplo, la tiene destacada en su biografía de Instagram.

Es más, el día que fue anunciado como entrenador de Universidad de Chile, el uruguayo vestía la marca, algo que se puede ver en las fotografías del club.

"Es un emprendimiento familiar. Se me ocurrió bautizarlo así en honor a mi madre, Alexandra Pose, ya que es la única mujer de la familia. Somos cuatro hombres y ella. Siempre decimos que es la reina de la casa y, por eso, el logo de nuestra marca tiene una corona encima del nombre", destaca Thiago.

Si bien hay muchas marcas, aseguran que hacen una diferenciación especial al público que quieren apuntar, además que trabaja junto a sus hermanos para sacar la tarea adelante. 

"Es una marca de ropa pero no de confecciones de vestidos o trajes formales de fiesta. Más bien se enfoca en streetwear: remeras, buzos, jogging, gorros. La idea surgió en la época de la pandemia, concretamente el 25 de junio de 2020. Estábamos en casa y les propuse a mis hermanos Ian (18) e Inti (16) que hiciéramos una marca", detalla.

Por lo mismo, siempre es fundamental el apoyo de Diego López en la difusión, donde aseguran que el padre tiene un gusto particular con el buen vestir, por lo que cada vez que hay algo nuevo lo pide.

 

"Tanto él, como nuestra madre, nos apoyaron. Ambos visten nuestras prendas, en particular él. Y no sólo porque sea nuestro emprendimiento. Le gusta. Siempre que sale algo nuevo, es el primero en pedir la prenda. Además, nos aconsejan mucho. Algo que me motivó bastante fue cuando mi padre me dijo que si tenía pensado dedicarme a esto, tenía que tener la constancia de todos los días y no dejar las cosas a la mitad", finaliza.

 

El anuncio en Universidad de Chile con la marca familiar: