arrow_downward
Gabriel Suazo y Rafael Dudamel en su intercambio en el Superclásico.
Colo Colo

Gabriel Suazo desclasifica el porqué de las risas con Rafael Dudamel en el Superclásico: "Profe mala leche"

Gabriel Suazo tuvo una distendida charla en Twitch y confesó algunas incidencias del último Superclásico entre Colo Colo y Universidad de Chile.

escrito por
Juan Miguel Bastidas

Gabriel Suazo y Rafael Dudamel en su intercambio en el Superclásico.

Gabriel Suazo y Rafael Dudamel en su intercambio en el Superclásico. (Foto: Captura TNT Sports)

Colo Colo vivió uno de sus mejores momentos en el comienzo de este Campeonato Nacional al imponerse, hace un par de semanas, a Universidad de Chile por 1-0. El gol de Leonardo Gil permitió que el Estadio Monumental siguiera siendo territorio imposible para el Bulla por 20 años consecutivos.

Más allá de lo que cambió el marcador, uno de los momentos más llamativos de ese compromiso lo vivió el capitán del Cacique, Gabriel Suazo, con el entrenador rival, Rafael Dudamel, pues tuvieron un intercambio de palabras y alguna que otra sonrisa en un diálogo que no alcanzó a escucharse en ninguna transmisión.

Sin embargo, el mediocampista desclasificó lo sucedido con el técnico venezolano. "Lo que pasa es que la pelota pasó al lado de su pie en un saque de banda y pensé que me iba a parar la pelota y la dejó pasar entonces le dije 'ah, profe, mala leche' y se rió", afirmó en una distendida charla con el canal de Twitch de Elviejodelsaco.

Sin embargo, todo quedó como algo bastante amistoso entre ambos, además que contó la respuesta de Dudamel. "'No, Suazo, es que la rodilla que aquí y allá'. Entonces que cada vez que la pelota salía por ahí siempre me decía algo e incluso la segunda vez que salió si la paró y me la pasó, por eso se rió", puntualizó.

Suazo se refirió a ese momento como algo normal que pasa dentro de los terrenos de juego y afirmó que no es jugador que tenga muy presente lo que sucede a nivel personal con otros rivales en los partidos.

Temas

Comentarios


Lee También