Justicia deja sin efecto el cobro de la ANFP a Valdivia, pero Consejo de Presidentes todavía debe confirmar su ascenso a Primera B

El cuadro de la Región de los Ríos dio un paso adelante en su objetivo de ratificar su ascenso a Primera B, aunque todavía necesita un alto quórum de la ANFP para jugar la Copa Chile y el Campeonato Nacional

Después de más de un mes de tratativas, Deportes Valdivia recibió una buena noticia en torno a la obligación de pagar 50 mil unidades de fomento como cuota de incorporación al fútbol de la Primera B. La Primera Sala de la Corte de Apelaciones de Valdivia aseguró que el cuadro del Calle Calle no tendrá que pagar el monto exigido por la ANFP.

"La Asociación Nacional de Fútbol Profesional no podrá exigir a dicho Club como condición para participar en el Campeonato de la Primera B del fútbol profesional, el pago de la cuota de incorporación de 50 mil Unidades de Fomento", sentencia el fallo firmado por el ministro Juan Ignacio Correa Rosado.

La disposición fue tomada "sin perjuicio del cumplimiento de los demás requisitos deportivos, institucionales y económicos que deba cumplir el Club y, de lo que se resuelva en el futuro por parte del Consejo de Presidentes de Clubes, en relación a la eliminación o rebaja de dicha cuota de incorporación, conforme a sus facultades estatutarias y en base a los antecedentes técnicos y económicos correspondientes".

De esta manera, Valdivia ahora necesitará la aprobación de cuatro quintos del Consejo de Presidentes de la ANFP, para garantizar que el cuadro sureño podrá disputar los torneos de Copa Chile y Campeonato Nacional de Primera B de esta temporada, que comienza el próximo fin de semana.

La ANFP había acordado dividir en dos cuotas de 25 mil UF el pago de la cuota estipulada por sus bases, la primera cuota antes del inicio de los torneos y la segunda, a cuenta de los dineros que recaudarán los del Torreón por conceptos de televisación.

Fotos: Agencia Uno

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo