Universidad de Chile lo pasa horrible en el Campeonato Nacional. Los últimos dos meses y medios han sido del terror, donde no han logrado ninguna victoria y solamente acumulan tres empates, lo que tiene al cuadro que dirige Cristián Romero peleando el descenso.

Esos malos resultados se explican por un gran déficit que tienen los azules y que está en ofensiva, pues si bien cuentan con uno de los goleadores del campeonato, como es Joaquín Larrivey, la pólvora se le mojó en los últimos partidos y no hay nadie más que infle las redes rivales.

Es que justamente el "Larri" fue el último jugador de la U en anotar en el torneo. Claro que eso fue hace más de cuatro fechas, cuando a los 56' abrió la cuenta ante Curicó Unido en la derrota por 2-1 en Rancagua.

Desde entonces, nunca más el Bulla logró batir a un portero rival. Pasaron Ñublense, la Católica, O'Higgins y Cobresal y los hinchas azules tuvieron que quedarse con el grito de gol ahogado, lo que explica el mal momento que están atravesando.

La llegada de Junior Fernandes no fue el aporte esperado, pues primero se lesionó y luego no ha sido capaz de mostrar su capacidad goleadora que tuvo en Europa, lo que llevó a ganarse un puesto en la Selección Chilena.

La U se jugará su permanencia en Primera División el domingo desde las 18 horas, cuando enfrente a La Calera. Si es derrotada y Huachipato vence a Melipilla, estará con un pie en la B a no ser que Audax golee a Curicó.