Nicolás Massú preocupó a todo Chile tras romperse el tendón de Aquiles. Fue en un torneo de leyendas del tenis en Brasil, mientras enfrentaba a Carlos Moyá, que el legendario tenista chileno sufrió la gravísima lesión que lo llevó a ser operado.

Específicamente, el Gladiador lamentó la rotura completa de la unión mediotendinosa y la porción proximal al tendón de Aquiles, además de un edema y un pequeño hematoma, y tuvo que irse derecho a pabellón.

El detalle de la grave lesión de Nicolás Massú

“Vampiro” llegó a la Clínica de la Universidad de Los Andes y ahí fue intervenido quirúrgicamente por los médicos Giovanni Carcuro y Cristian Ortiz. El primero habló con La Tercera y contó el profundo dolor que sintió Massú.

Es un dolor agudo muy violento. Es como una patada, un piedrazo atrás de la pierna. Los futbolistas giran la cabeza para mirar atrás y buscar quién les pegó la patada. Y resulta que no hay nadie”, explica de entrada.

“Después con el paso de las horas es un dolor tolerable. Es violento en una etapa inicial”, añadió Carcuro para suavizar.

Tras eso, Carcuro detalla que “la cirugía consistió en reparar este tendón que se corta en pacientes activos o deportistas. La cirugía es necesaria, porque de lo contrario se genera una limitación funcional importante”.

“Este es un tipo de cirugía que deja a las personas con bastantes pocas restricciones. Deporte no podrá hacer de inmediato, pero muy rápido podrá hacer una vida normal. Podrá manejar, caminar. Nicolás estará poco tiempo limitado para ese tipo de cosas”, añade.

“La recuperación no será menor a seis meses”

El exmédico de la Roja también apunta que “el proceso de recuperación en lo deportivo será más largo“.

Este proceso no será menor de seis meses para que ese tendón esté bien cicatrizado y recupere la musculatura para poder volver a realizar deporte”, argumenta Giovanni Carcuro.

Cabe destacar que Nico Massú ya fue dado de alta, y se fue a casa con una bota ortopédica y muletas. “Los primeros días andará con una bota por el dolor y también tendrá que usar bastones“, cuenta Carcuro.

La bota se saca muy rápido y a la semana empezará el proceso de rehabilitación. La idea es que la tercera o cuarta semana deje las muletas. Los plazos dependen de cada persona, pero yo estimo eso”, complementa.

¿Qué generó la lesión?

Sobre las razones que podrían haber generado la rotura del tendón de Massú, Carcuro detalla que “en general, la jugada puntual es la gota que rebalsa el vaso”.

“En este tipo de lesiones es porque vienen con daños de larga data. Esta fue la última jugada, pero el corte podría haber sido antes. O quizás hasta realizando un deporte recreativo, en la casa o con la familia”, expone.

Agrega que “esto puede ocurrir de diferentes maneras, porque ya viene con un daño interno y solo le faltaba un empujoncito para cortarse”.

Así, el médico cierra a pura ilusión. “No tendrá problemas para estar en la Copa Davis. Lamentablemente, no podrá participar en el entrenamiento activo del tenista, pero dirigir desde el borde no va a tener inconvenientes”, concluyó.