Columna azul: "De atrás para adelante"

Andy Zepeda Valdés

Asociación Hinchas Azules

Álvaro Valenzuela nos entrega la visión del hincha de Universidad de Chile y enfatiza en las debilidades defensivas del equipo de Guillermo Hoyos. "Así es imposible pelear el título", reflexiona.

Por Álvaro G. Valenzuela Pineda.

Nuevamente llega el lunes, el primero de la primavera, y volvemos a sentir un dejo de amargura por la fecha recién pasada del torneo nacional de transición.

El sábado 23 de septiembre nos tocó recibir a unos de los equipos duchos de la competencia, el Everton de Pablo "Vitamina" Sánchez es un cuadro que tiene un ataque temible, hace una muy buena presión alta y tiene un mediocampo de lujo. A pesar de eso tiene problemas defensivos que lo han llevado a sufrir muchos goles en contra. Todo eso quedó plasmado en la cancha del Nacional en el último encuentro entre la U y los ruleteros. Ni más ni menos.

El partido se nos abrió de forma impensada, tuvimos la chance de quedar 2-0 arriba, un marcador que a todas luces no reflejaba lo que pasaba en la cancha. Un muy inspirado Mauricio Pinilla anotó su segundo doblete consecutivo y el quinto gol en el torneo nacional en tres partidos. El sanmiguelino está en estado de gracia, pero no basta, el cuadro laico no ha sido capaz de ganar ninguno de esos duelos. Una derrota y dos empates (de local) muestran el más reciente historial del equipo mágico.

Nos hemos vuelto un equipo en extremo débil defensivamente, nos llegan mucho y nos convierten bastante, no por nada en este torneo sólo a Palestino (colista absoluto de la competencia) le han marcado más goles que la U (14 contra 13 goles), estamos en un promedio que casi llega a los dos goles recibidos por partido. Así es imposible pelear el título.

Hoy por hoy, la lucha por el título (y el doblete) sigue abierta. Técnicamente el puntero sigue a sólo seis puntos, con 24 en disputa e incluso el próximo sábado a las 12:00 horas visitaremos a Unión en la catedral de Independencia y podríamos acortar distancias. El problema es que nuestra fragilidad defensiva hace insostenible esta situación. Somos un equipo que tiene diferencia de gol negativa, que en los últimos 3 partidos de local ha recibido 6 tantos (dos por partido).

En las formas de juego, este equipo no es muy diferente al que conquistó el título en el pasado Torneo de Clausura, las diferencias están en dos aspectos fundamentales: en lo vulnerada que ha sido nuestra portería y la incapacidad para encontrar a un "8" que logre llenar el vacío dejado por Gonzalo Espinoza. Hoy, en nuestro medio terreno no tenemos un jugador con las características del Bulldog. Felipe Seymour es de corte más defensivo, David Pizarro y Yerko Leiva generan más fútbol y Rafael Caroca… bueno, aún no sabemos a que juega Caroca en la U.  Ninguno de los antes mencionados es capaz de cumplir con la dualidad de funciones que tenía el oriundo de Constitución.

Somos un equipo predecible en la cancha, que sobrevive ofensivamente gracias a la inspiración de Pinilla, el circuito que genera peligro en el área rival es muy escaso y tiene que ver con factores más emocionales que tácticos. Un dato no menor en este hecho es que de los 5 goles de Pinigol en solo uno ha recibido una asistencia limpia, otros 3 han sido producto de rebote que captura y el último de un lanzamiento penal.

Llega a parecer que incluso el profesor Guillermo Hoyos es víctima de esta incertidumbre general, algunas alineaciones no parecen del todo lógicas, insistir en unos jugadores tampoco hace sentido e incluso los cambios parecen marcados antes del pitazo inicial (Pizarro es el jugador número 12 y su ingreso es seguro como la primera sustitución).

A esta altura del torneo, cumplido casi el 50 por ciento del campeonato, estamos en un momento crucial. El partido en Santa Laura aparece como bisagra, no sólo como parte de la suma de puntos, sino como una muestra de consistencia contra un equipo que aunque marca poco no le han anotado en lo que va de competición. A priori, el cuadro hispano es un hueso muy duro de roer. En los pastos del estadio más antiguo de nuestro fútbol veremos si logramos arreglar la carreta antes de seguir por este sendero, donde esperamos lograr esa premisa futbolera que los equipos se arman de atrás para adelante. Eso nos vendría muy bien. #VamosLaU.

Twitter: @avalenzuelapi

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Revive #RedGolAlDia