Luego de la caída en el Superclásico la Universidad de Chile no ha logrado levantar cabeza. Es que el Campeonato Nacional lleva cuatro fechas sin saber de victorias, algo que tiene herido a los azules que no logran encaminar el rumbo.

Tras la derrota ante Everton, el técnico Esteban Valencia descartó sentirse desmotivado por lo que está pasando con el club, asegurando que deben seguir apuntando en fortalecer el trabajo con sus jugadores.

"Me siento bien, fuerte, confiado en que podemos ser todos capaces de sacar adelante la situación. La U es un equipo que genera muchas situaciones y debemos afrontarla de la mejor manera posible, cada uno desde su lugar, y no tenga duda que no voy a modificar, ni voy a cambiar nada, no me voy a echar a morir por lo que estamos viviendo. Me motiva más el hecho de querer revertir esta situación, porque así hemos encontrado respuestas de los jugadores", comenta Valencia en conferencia de prensa.

Un punto que trató de no poner como excusa fue la expulsión de Camilo Moya a minutos de iniciado el partido en el Sausalito, lo que, según palabras del entrenador, desmoronó todo el trabajo pensando para este encuentro.

"Es un partido que, obviamente, hay que partir del análisis que partimos con una situación desafortunada y diría que irresponsable. Comenzando el partido nos quedamos con un hombre menos y el equipo tuvo que sobreponerse a las situaciones y tratar de reordenar lo que se generó en esa situación. Valorar el esfuerzo de los jugadores que quedaron en cancha, porque hicieron un esfuerzo tremendo. Entendemos que jugar 94 minutos de un partido no es fácil para ningún equipo y nosotros no estamos ligando situaciones con esas circunstancias del partido, que sabemos pueden estar, pero echa a perder toda planificación o estrategia cuando te quedas con un jugador menos iniciando un partido", detalla Valencia.

En ese sentido el técnico está claro en que la forma de juego y el esfuerzo de sus jugadores no está siendo suficiente para remontar la situación, por lo que entienden que no está alcanzando.

"Nosotros somos un equipo que no está para regalar nada y tenemos que ser cuidadosos en cada situación que se presenta en el juego. Pelear con 11 ya es difícil, por lo que proponen los rivales. Hoy jugar con un hombre menos durante mucho tiempo, en base al esfuerzo, por su puesto que es destacable igual, pero esto también se mide por resultados y entendemos que, más allá de todas la excusa de circunstancias que se nos han presentado, no hemos dio capaces de sostener una idea y una forma que hace unas semanas daba resultado", finalizó.