En la tarde del miércoles, el Senado aprobó extender el Estado de Excepción Acotado en la Región de La Araucanía y en las provincias de Biobío y Arauco, el que regirá hasta el 15 de julio.
La medida fue apoyada por 31 legisladores, mientras que la senadora Fabiola Campillai fue la única que votó en contra y los senadores de la UDI José Durana e Iván Moreira se abstuvieron.
La ministra del Interior, Izkia Siches, dijo que "me quedo con el tenor de la discusión que dimos en el Senado. Hay una perspectiva de que hay problemas complejos, que hasta que no logremos resolver parte de los temas estructurales que hay en torno a este conflicto, vamos a necesitar alguna de estas soluciones, que sin duda son parches, pero necesarias".
La secretaria de Estado agregó que "nuestro gobierno va a estar evaluando, no solo cada 15 días, sino que jueves a jueves nos reunimos con la ministra de Defensa, con las policías, para poder analizar la situación de la zona y sin duda, al igual que a lo largo y ancho de nuestro país, esperamos requerir esta medida lo menos posible".
Siches recordó que "este es un problema centenario, no fácil de resolver, no hay soluciones rápidas, ni sencillas en esta línea, pero estamos trabajando día a día en conjunto con el Ministerio de Defensa, con nuestras policías, las Fuerzas Armadas, para llevar paz y tranquilidad a la zona, como también hacernos cargo de los problemas de fondo”.
Durante este miércoles, la Cámara de Diputadas y Diputados entregó 100 votos para apoyar la medida. por lo que solo restaba la ratificación en el Senado.