Juan Cristóbal Guarello repasó nuevamente la eterna discusión. ¿Colo Colo fue beneficiado por la dictadura de Augusto Pinochet para la construcción del estadio Monumental? El destacado periodista nacional se explayó largo para explicar cómo ocurrieron los hechos descartando de plano que el Cacique sacara algún provecho del ofrecimiento de 300 millones de pesos que nunca llegaron a La Ruca.

“El sector Cordillera fue construido con la venta de Carlos Caszely al Levante, con eso pudieron encementar esa parte”, lanzó de entrada Guarello en Radio ADN. Carlos Costas replicó: “¿Y cuando venden al Pájaro (Hugo Rubio) al Bologna, ahí se termina el estadio?”

“Es parte de, la otra parte es un contrato con la Coca Cola por un par de millones de dólares creo. El general… esto lo vamos a aclarar: cuatro días antes del plebiscito, le dijeron ‘mire, las encuestas juleras que tiramos donde gana el sí no corren, mi general. Estamos hasta el loly, tiremos otro ollazo’. Y sale Pinochet ofreciendo 300 millones de pesos a Colo Colo, era cerca de un millón de dólares de la época”, respondió Guarello.

Y continua el relato: “siempre se ocupaba una portada de La Tercera (como prueba), pero nunca leen los subtítulos: era para la construcción de la segunda parte del estadio, que incluía una piscina y no sé qué más. Pero lo decía claramente. Okey, ofreció esa plata, y a Peter Dragicevic qué le han dicho… además que Dragicevic era simpatizante de la UDI”.

“Pierde Ponochet el plebiscito y se olvida de esa promesa, y después Dragicevic estuvo no sé cuántas veces sentado en la sala de espera de La Moneda, esperando que lo atendiera Pinochet. Esa plata después como que traspasó al gobierno de Aylwin, pero no sé en qué se diluyó”, agregó Guarello.

Entre los antecedentes, el periodista agregó que lo único que, entre comillas sumó Colo Colo en beneficio fueron los trabajos de cierre perimetral del estadio, pero eso tuvo relación con una expropiación de terrenos de la dictadura a los terrenos aledaños, que también eran propiedad del Club Social y Deportivo.

“El estadio que fue inaugurado en octubre de 1989 no tuvo un solo peso de Pinochet. Lo que hubo antes, muy importante… el cierre perimetral del Monumental lo hicieron con obreros del PEM (Programa de Empleo Mínimo de la dictadura), pero a Colo Colo le salió muy caro eso, porque tenía todos los terrenos hacia el norte y los tuvo que entregar. En esos terrenos el alcalde Sabat construyó casas, en ese tiempo Ñuñoa llegaba hasta ahí. Fue una compensación. La dictadura le expropia un paño de terreno gigante a Colo colo y lo compensa con un cierre perimetral. ¿Qué hacían los vivos de la municipalidad? Ponían en la planilla que habían ido a trabajar mil personas, pero había sólo siete. Topón para adentro. Y los permisos de construcción, topón pa’ dentro. La historia hay que contarla bien, y ahí el alcalde Sabat estuvo metido hasta… ah. ¡La pasada que fue la expropiación de los terrenos que quedaron hacia la cordillera del Monumental fue grande! Colo Colo salió muy para atrás”, contó el rostro de las comunicaciones deportivas.

“Los 300 millones fueron una medida desesperada de Pinochet cuatro días antes del plebiscito. Lean ese diario La Tercera: segunda etapa… construcción de piscina. No sé si alguien ha visto alguna piscina en el Monumental”, sentenció Juan Cristóbal Guarello.