Hincha se enfrentó a mano limpia a tres terroristas con cuchillos en Londres: “'F*ck you’, soy del Millwall”

Durante los últimos ataques extremistas en la capital británica, un fanático de los leones se enfrentó con los atacantes que estaban armados. Los encaró, les gritó como si fuera una batalla de hinchas y recibió ocho apuñaladas. “Había tomado cuatro o cinco cervezas, nada importante. Podía manejarme”.

Un hincha del Millwall del Inglaterra se enfrentó a mano limpia y en solitario a tres terroristas, durante uno de los ataques extremistas en la capital británica. El fanático, antes de pelear, les gritó “F*ck you, i’m Millwall”.

La historia fue recogida por The Sun y el hincha, llamado Roy Larner de 46 años, contó que estaba en un bar cercano y, cuando comenzó el ataque, fue derecho a encararlos.

“Tenían largos cuchillos y comenzaron a gritar sobre Alá. Entonces fue 'Islam, islam, Islam'. Como un idiota les grité de nuevo, pensé ‘necesito vacilar a estos bastardos’ (según la traducción más cercana en el español). Tomé unos pasos atrás y les dije, F*ck you, i’m Millwall. Entonces me comenzaron a atacar. Estaba sólo contra ellos tres y esa es la razón de porque quedé tan dañado. Era sólo yo, tratando de agarrarlos con mis manos limpias. Estaba tambaleándome”, explicó a The Sun.

El hincha, que fue apodado ‘el León del London Bridge’ –al Millwall le dicen los leones de Londres- confesó que recibió ocho puñaladas y que sobrevivió milagrosamente luego de ser llevado al hospital San Thomas en un estado crítico.

“Fui apuñalado ocho veces. Me dieron en la cabeza, pecho y en ambas manos. Había sangre por todos lados”, agregó.

Los hinchas del Millwall tienen una reputación de ser muy violentos y los hooligans del club tienen constantes batallas con los fanáticos de otros cuadros de Londres, principalmente el West Ham, Chartlon Athletic o el Crystal Palace. El grito "Fuck you, i'm Millwall" tiene clara referencia a la fama del club de tener hinchas combativos y bravos. Incluso esto se menciona en la película: Green Street Hooligans, del 2005, y que cuenta la historia de un hooligan del West Ham.

Larner comentó que cuando ocurrió el ataque estaba tomándose algunas cervezas, aunque no responsabiliza al alcohol de su temeraria actitud, que le pudo costar la vida.

“Me había tomado cuatro o cinco cervezas, nada importante. Podía controlarme. No pensé en mi seguridad en ese momento. Pero estaba con una persona mayor y estaba mal" , dijo al The Sun.

Incluso después se tomó lo ocurrido con buen humor y posó para una foto en donde aparece junto a un libro que dice “aprende a correr”, en referencia a que fue mejor haber arrancado.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo