Los hinchas de Universidad de Chile sólo quieren que termine la temporada. Pero todavía quedan cinco partidos para que finalice el Campeonato Nacional y el entrenador Esteban Valencia cortó por lo sano ante la mala campaña y presentó su renuncia a la banca.

Así pudo confirmar Redgol hace minutos, aunque en Azul Azul no todos dan crédito a la decisión del Huevo, que había insinuado en otras oportunidades. De todas formas, desde el entorno del estratega advierten que este sí es el punto final.

Valencia asumió en la U tras el despido de Rafael Dudamel en junio y en su inicio fue eliminado en segunda ronda de Copa Chile. Después del Superclásico, vino el desplome en Primera División, para terminar el ciclo con nueve triunfos, cinco empates y ocho derrotas.

En cualquier caso, si se confirma lo del Huevo, la U deberá buscar contra el tiempo un candidato para reemplazarlo en la banca de aquí al próximo jueves, cuando el cuadro azul visite a Ñublense en otro partido clave para el desenlace del torneo.

El resultado en Chillán será clave, en especial si Melipilla, Curicó u O'Higgins suman unidades en el intertanto. Y por si fuera poco, el domingo 7 de noviembre será el clásico universitario ante Universidad Católica: un panorama nada de sencillo.

"Somos los primeros que estamos un poco sufriendo estas circunstancias de no poder ganar hace muchas fechas y cada uno de nosotros siempre ha puesto su mayor esfuerzo por poder revertir esa situación", dijo Valencia antes de dejar el cargo.

¿Quién será el nuevo entrenador de Universidad de Chile?
 

La falta de candidatos es el principal problema que sufre la dirigencia de Universidad de Chile al momento de tener que elegir al reemplazante de Valencia. Es que la misma regencia reconoció que no existían "técnicos chilenos" capaces de tomar el fierro caliente.

Sin embargo, al interior del cuadro universitario hay dos que aparecen como posibilidades. El primero es Sebastián Miranda, ex ayudante técnico de Nicolás Córdova y Patricio Ormazábal, que llegó a ocupar un lugar en las series menores.

 

 

Otro caso es el de Cristián Romero, quien no dejó buenas sensaciones en su paso de 2014 y hoy podría incorporarse en una fórmula más corporativa, como una dupla técnica o una circunstancia similar.

El último nombre que apareció sobre la mesa es el de Cristián Leiva, cesante desde su salida de Deportes Iquique, cuadro con el que descendió a Primera B en la última temporada y con el que no tenía la mejor campaña en el ascenso.