Universidad de Chile se sigue estancado en la tabla de posiciones del Campeonato Nacional, con una mochila pesada de seis partidos sin saber de victorias, que lo tienen a solo tres puntos de la zona de descenso.

En ese sentido el técnico Diego López asume el mal momento que están pasando, pero asegura que la racha negativa se tiene que terminar en algún momento, luego de la derrota ante Curicó Unido.

"Es difícil, pero no sólo en un equipo grande, en cualquier equipo que no gana es difícil. El equipo está creciendo, mejorando, pero los resultados no se dan. Es difícil, no sólo para mí, para todos", comentó el entrenador uruguayo.

En esa línea el técnico de Universidad de Chile asegura que sus dirigidos tienen que salir cuanto antes de este momento en que se encuentran, porque tienen claro que se complican en la temporada.

"Anímicamente el equipo tiene que revertir, ser fuerte. Es un momento difícil, pero las rachas terminan y tenemos que hacer fuerza para terminar la racha negativa por los resultados", detalla.

Un detalle que no dejó de un lado el técnico López fue la expulsión de Álvaro Brun, donde cree que el juez Felipe González tiene dos errores en la lectura del momento.

"Lo del árbitro en la acción de la expulsión, que bueno se ve, porque lo vimos, que no le pega en la cara, como salió con hielo. Para mi es un error y el segundo que no lo va a ver. Capaz que me equivoco yo, todos nos equivocamos, pero dos errores en uno", deja abierta la polémica.