Hay varios ejemplos para graficar que en Universidad de Chile las cosas no se han hecho bien, y no sólo hablando en lo que respecta a la misteriosa gestión de los desconocidos nuevos propietarios de Azul Azul. El presente de la U es el producto de años de errores consientes y otros desafortunados.

Valentín Castellanos, delantero argentino de 23 años, se quedó con la Bota de Oro en la Major League Soccer de Estados Unidos como máximo goleador de la temporada regular con 19 conquistas. Además registró 8 asistencias.

El Taty llegó a Universidad de Chile en 2016. A principios de 2017, con 18 años, fue considerado en el primer equipo sumando apenas 15 minutos en el duelo de la U contra Corinthians en Brasil por la Copa Sudamericana. Además de dos presencias en la banca durante el torneo nacional. Y eso fue todo.

Tras el semestre, la U definió la partida de Castellanos. El delantero trasandino partió a préstamo al Montevideo City Torque de Uruguay.

Y su paso por los charrúas dejó buenas sensaciones en los propietarios, tanto así que terminó arribando al New York City FC en la MLS, club del mismo grupo económico. El 2018 estuvo a préstamo desde los azules y ya en 2019 el cuadro estadounidense se quedó con su ficha.

Como guinda de la torta, Taty Castellanos fue parte del plantel de la selección argentina sub 23, que fue campeona en el Torneo Preolímpico 2020 en Colombia. Con la albiceleste, el ex delantero de la U sumó cinco partidos camino a Tokio 2020.

Es cierto que al momento de arribar a los azules Castellanos aún era juvenil y todavía no explotaba sus mejores cualidades. Sin embargo la poca visión a futuro y la incapacidad para advertir su potencial, como deben hacerlo en las divisiones menores de los clubes, son una muestra de la extensa paleta de errores que ha cometido Azul Azul en los últimos Años.

Valentín Castellanos, actual y vigente goleador del fútbol estadounidense, fue parte de Universidad de Chile y partió sin oportunidades con apenas 15 minutos con la U al pecho. Hoy brilla en el New York City.