Cuando los jugadores recién calentaban en el primer tiempo del duelo entre Boca Juniors y Universidad de Chile, la banca de los azules tuvo que hacer su primera modificación de la noche en la ciudad de La Plata.

Fue en  el minuto 4 del encuentro cuando Luis Casanova protegía un balón sobre la línea de fondo, ante la marca del peruano Luis Advíncula que le quería robar la pelota.

En ese instante el jugador de Boca empuja al chileno, quien en la caída se pegó contra la publicidad del estadio, por lo que quedó acostado en la cancha pidiendo la asistencia médica.

Tras la revisión se pidió el cambio de inmediato a la banca del técnico Santiago Escobar, quien en el minuto 10 mandó a la cancha al juvenil Bastián Tapia, quien regresa de préstamo tras estar una temporada en Deportes Iquique.

Desde la transmisión acotaron de que el defensa azul estaba con hielo en la rodilla izquierda tras el cambio.