La llegada de Hernán Galíndez a Universidad de Chile busca renovar un puesto que por largo tiempo tuvo a Johnny Herrera como referente. Luego de su salida del club, fue Fernando De Paul quien tomó ese lugar en las últimas dos temporadas, aunque jamás transmitió la solidez esperada.

Por lo mismo, el argentino nacionalizado ecuatoriano busca llenar ese vacío, aunque cargar con la mochila de Herrera no es algo que le guste. Por lo mismo, prefiere no entrar en odiosas comparaciones con el ídolo del Bulla.

"No es mi trabajo pensar en eso. No vengo a reemplazar a nadie. Me contrataron y trataré de dar lo mejor de mí y por eso no entro en polémicas. Jamás me pondré a la altura de ningún arquero que estuvo antes y se lo dije el otro día personalmente a Johnny Herrera", señaló Galíndez en una entrevista a La Tercera.

Luego agregó que "en todas las paredes del CDA está Johnny y sé la importancia que tiene en esta institución. Por eso no vengo a compararme con él, sería ilógico que me compare con él en todo sentido".

Con esa mentalidad, espera entregar su grano de arena al crecimiento de los azules. "Yo vengo a tratar de ser un aporte y cuando me toque partir, espero que se acuerden que estuve aquí y no me comparen con nadie. Lo que sí sé es que puedo atajar en un equipo grande como éste y sé lo que es jugar cosas importantes, pero de ahí a compararme con los que estuvieron antes, no".

Sobre la inclinación que Herrera ha mostrado por Cristóbal Campos, el otro portero del club, Galíndez entiende que son las reglas del juego. "Está perfecto. Jamás opino de opiniones. Y si Johnny considera que la mejor opción es Cristóbal, está en todo su derecho", complementó.

Finalmente, señaló que esa preferencia de Herrera jamás la comentará públicamente. "No voy a decir si me duele o no, esas son cosas que hay que entender, él está en otra faceta de su vida y opina de fútbol y hay que respetar su opinión, como la de todos", cerró.