Si hay algo con lo que Universidad de Chile cuenta, es con los goles de Joaquín Larrivey. El delantero argentino marcó ocho de las once anotaciones azules en el Campeonato Nacional, y sus compañeros le rinden homenaje.

Es el caso de Franco Lobos, quien no hace aspavientos para señalar que "jugar con Larri es un lujo. Hay que disfrutarlo porque todo lo que hace, lo hace bien y es muy determinante a la hora de definir una jugada", explica el delantro de 22 años.

Pese a que a fin de año termina el contrato de Larrivey, de momento no se han conocido movimientos para extender su presencia. Lobos no duda: "Me gustaría que se quedara, pero no pasa por mí. Si fuera por mí, encantado de tenerlo acá diez años más", sentencia.

En la antesala del dueño ante Ñublense del próximo jueves, Lobos cree que es el momento de irse consolidando en la titularidad, y ojalá poder repetir el próximo domingo, cuando se disputa una nueva edición del clásico universitario ante Universidad Católica.

Después de los triunfos sobre Melipilla y Curicó, el canterano asegura que "son dos victorias importantes, pero no nos ciegan. Tenemos que seguir mejorando en muchos aspectos. Aún queda mucho por mejorar".

Finalmente y de cara al panorama de la semana, Lobos prefiere ir paso a paso. "Se nos viene un clásico y hay que afrontarlo de la mejor manera. Primero hay que pensar en Ñublense y luego tendremos esos dos días para pensar en el clásico", explica el ariete.