No cabe duda que el equipo de Universidad de Chile en la década de los 90' fue uno de los mejores de toda la historia del club. El bicampeonato después de 25 años sin títulos es un recuerdo imborrable para los hinchas azules que vivieron en aquellos tiempos.

Uno de los grandes jugadores de ese mítico plantel era Cristián Castañeda, hermano menor de otro miembro de ese equipo: Víctor Hugo Castañeda. El 'Scooby' jugó en el cuadro azul desde 1993 hasta 2002 y se convirtió en un referente de la institución con dos bicampeonatos y dos Copa Chile.

El lateral derecho conversó con el sitio oficial del club y repasó sus mejores momentos en la U: "Pasé los mejores años de mi vida en Universidad de Chile. Estuve una década y es algo que no muchos jugadores lo hacen. Estoy contento y feliz de haber vivido una experiencia inolvidable".

"La verdad es que lo atesoro, lo añoro y lo guardo en un rincón de mi corazón. Fueron años muy lindos y hermosos. Se consiguieron cosas importantes y me llena de orgullo", añadió.

Sobre su mejor momento, el Scooby fue enfático en destacar que "sin duda para mí el título del 94 fue lo más importante de todo, incluso mayor a la posibilidad de ir al Mundial (1998). Ese título después de 25 años sin ser campeón siempre va a estar encima de cualquier otro logro. Lo que se vivió en ese tiempo en El Salvador, no se vivió en ningún otro deporte chileno. Esa vuelta olímpica y el regreso a Santiago va a perdurar por siempre en la memoria de nosotros y la hinchada".

Por otro lado, Castañeda se refirió a la histórica campaña de la U en la Copa Libertadores de 1996 y a la polémica semifinal ante River Plate: "El tema del 96 es aparte. Esa Copa Libertadores fue muy buena. Recuerdo que cuando peleamos la clasificación a octavos de final contra Defensor Sporting por penales fue muy dramática. En el octavo penal, el Pato (Mardones) le pegó al suelo y la pelota dio botecitos por el medio del arco. Después al final me tocaba a mí definir, pero antes de que pateara, Sergio (Vargas) atajó el penal y no lo tuve que hacer".

"Logramos avanzar. Luego tuvimos que viajar a Guayaquil a enfrentar a Barcelona, que fue una odisea. Finalmente, llegó el partido ante River Plate y (Miguel Ángel) Russo nos dijo que el equipo que ganaba ese partido sería campeón de la Copa Libertadores. Y así fue, lo ganó River y fue campeón ese año. Sin embargo, creo que era nuestro momento, pero la historia tenía escrita otra cosa para nosotros", refrendó el nacido en San Vicente.

Finalmente, el ex selecionado nacional aseguró que se siente parte importante de la historia azul: "Jugar 10 años en Universidad de Chile, es algo que no cualquiera lo hace. Sin duda que me siento parte importante y la gente me lo hace sentir. Eso es imborrable para mí, es algo que difícilmente lo podría haber vivido en otro club".