La continuidad de Ramón Arias en Universidad de Chile está en suspenso, luego de que las conversaciones para la renovación de su contrato se estancaran debido a las condiciones que ofrecen los azules. Mientras tanto, y desde la vereda del frente, Universidad Católica y Palestino iniciaron los contactos para conocer el presente del defensor.

Cachila tiene vínculo vigente con el elenco estudiantil hasta diciembre de este año, y aunque el club tiene intención de asegurar su permanencia, la propuesta realizada no convence al zaguero de 29 años.

Según pudo confirmar Redgol, la U se acercó a Arias con un ofrecimiento de renovación con las misma condiciones que tiene actualmente, pero sin opción de eventual compra ni de extensión por otro año.

La situación generó decepción en Cachila, dado que cuando arribó a Universidad de Chile lo hizo cediendo y aceptando ganar un 40% de lo que percibía en San Lorenzo, sin poner ninguna cláusula de renovación automática ni por partidos jugados, ni opción de compra.

En ese contexto, y conscientes de su desazón, Universidad Católica y Palestino se acercaron en los últimos días a Ramón Arias y su representante para preguntar por su presente contractual.

Si bien ni los Árabes ni los Cruzados hicieron ofertas formales, lo cierto es que están atentos y mirando de reojo a ver cómo se desarrolla la negociación del zaguero con la U.

De acuerdo a lo que pudo confirmar Redgol, el jugador esperaba un "gesto" de los azules para firmar la eventual renovación. En ese sentido, la compra de su pase o de un porcentaje del mismo era algo en lo que estaba esperanzado, sin embargo, no hubo ofrecimientos al respecto.

Vale recordar que Universidad de Chile desembolsó 300 mil dólares por la carta de Cañete, 400 mil por el 50% del de Luján y 175 mil por el 50% del pase de Casanova, por lo que Arias vislumbraba que al menos intentarían ir por un porcentaje de su pase.

De esta manera la continuidad de Ramón Arias en la U está en puntos supensivos, y si los azules no mejoran el ofrecimiento, el zaguero de 29 años se abrirá a conversar más en extenso con los Cruzados y los Árabes para estudiar un eventual traspaso.