Rebeca Naranjo conversó con Polo Ramírez, en una entrevista para
Tiempo Libre PERSONAJES

"Tenía miedo que me fuera a violar": Polola de Nano Calderón habla de la querella contra su suegro

Rebeca Naranjo conversó con el matinal "Bienvenidos" sobre sus acusaciones contra Hernán Calderón padre.

escrito por
Sebastian Medina

Rebeca Naranjo conversó con Polo Ramírez, en una entrevista para

Rebeca Naranjo conversó con Polo Ramírez, en una entrevista para "Bienvenidos".

La polola de Nano Calderón, Rebeca Naranjo, quien interpuso una querella por abusos sexuales reiterados en contra de su suegro, conversó con "Bienvenidos", momento en el que ahondó en las supuestas situaciones de las que fue víctima y que ya había estampado en su acción legal.

En un primer momento, Naranjo cuenta que "yo estoy en la cocina, y él llega. Me saluda. Me pregunta cómo está todo. Yo le dije que había estado todo el día en la casa. Él me toma por detrás. Me da un beso en cada mejilla. Me toma por la cadera y me dice que descanse".

Luego, "el 19 de marzo (…) estaba agachada tomando productos de mi tienda y una persona por detrás me agarra. Y me dice que tengo la piel rica, suavecita y tomo cuenta que era él. Tenía mucho miedo, sigo con miedo, me paralizo".

"Empecé a temblar. Me paro y cierro las cajas para irme corriendo a la pieza y él ahí me decía que tenía algo en mi short. Ahí, él se me acerca al cuello y me dice ‘cosita bien hecha tú’", explicó Naranjo.

"Ahí me doy cuenta que lo que había estado sospechando era cierto. Me doy cuenta que me tenía que ir de este departamento", subrayó.

Además, contó que en un viaje de 10 días a Pelarco, "don Hernán me empezó a hablar por WhatsApp  para coordinar el cumpleaños de Nano, tuve una discusión con Nano y no se hace el asado".

"Dormí en otra pieza, y don Hernán llega a la pieza y me hice la dormida, notó que no estaba dormida, me arropa y se sienta al lado mío en la cama, le respondo como me sentía, me empieza a hacer cariño, y me dice que merecía un hombre mejor y es allí que me hace cariño por el cuello y su mano toma mi pecho y le saqué la mano (…) me sentí cochina, mal", añadió.

Su relato fue aún más duro al advertir que, posteriormente,  "tenía miedo de ir a la cocina, de salir sola al living, tenía miedo de que Nano se metiera a la tina y yo estar sola en la pieza. Tenía miedo que él (Hernán padre) fuera a entrar y me fuera a seguir tocando o quizás me fuera a violar".

Por otro lado, Rebeca resaltó que la opinión pública "se ha creado una imagen de Nano muy distinta a la real", defendiendo el postulado de que solamente su cículo cercano lo conoce.

"Creo que es un niño que se ha criado solo y por eso me protege a mí, conmigo ha llenado el vacío que tuvo en su infancia", puntualizó la polola del joven de 23 años.

Temas

Comentarios


Lee También

;