arrow_downward
James Rodríguez ante Venezuela en la fecha 1 de las eliminatorias sudamericanas
Internacional COLOMBIA

James Rodríguez: Famosa periodista colombiana asegura que “el problema no era James, el problema era Zinedine Zidane"

La resurreción del nuevo jugador del Everton tiene vuelto locos a los cafetaleros que confían en el 10 para el encuentro ante Chile.

escrito por
Cristopher Antúnez

James Rodríguez ante Venezuela en la fecha 1 de las eliminatorias sudamericanas

James Rodríguez ante Venezuela en la fecha 1 de las eliminatorias sudamericanas (Foto: Getty Images)

Luego de su último año sin casi jugar en el Real Madrid, el colombiano James Rodríguez partió al Everton de Carlo Ancelotti donde ha renacido y se ha convertido en uno de los mejores jugadores de la Premier League.

A dos días del duelo contra Chile, una famosa periodista colombiana que escribe columnas de opinión en Semana, Vicky Dávila, dejó de lado la política y ocupó su pluma para elogiar al crack.

“El problema no era James. El problema era Zinedine Zidane. Un técnico testarudo que lo cogió entre ojos. A mí no me vengan con cuentos. Por fortuna soy hincha y no comentarista deportiva, así que les pido licencia para decirles que estoy convencida de que Zidane no quería a James, afirmó sin pelos en la lengua.

¿Se quedó ahí? ¡No! puesto que disparó "lo despreció, lo maltrató, lo aisló, y realmente quiso acabarlo”.

Según Dávila “después de que la prensa del mundo lo elogió por su talento y su inteligencia en el área de juego, en los últimos tiempos se oía de todo: que era un fraude, que no tenía disciplina ni madurez psicológica, que era un "mala cabeza", que su talento no era suficiente comparado con el de otras figuras del fútbol europeo.

Finalizando con "nada de eso era cierto. El James del Real Madrid siempre fue el mismo que hoy vemos triunfando en el Everton: audaz y efectivo en el campo, y muy carismático”, aseguró Vicky, empezando así a cobrarle a Zinedine Zidane, entrenador merengue, por James".

Temas

Comentarios


Lee También