Revoltoso volante escocés usó una tobillera electrónica tras agredir a un guardia de un club nocturno

Paul McGowan del Dundee jugó con el aparato de rastreo policíaco luego de cometer un nuevo delito. Lleva cinco problemas con la justicia en los últimos años.

El volante del Dundee United, Paul McGowan, utilizó una tobillera electrónica durante un partido del torneo escocés, tras recibir la condena de la justicia de su país que lo castigó tras agredir a un guardia de un club nocturno.

El volante fue condenado a utilizar la tobillera de rastreo durante dos meses y no pudo quitársela ni cuando entre al campo de juego o entrene. Tuvo que taparse el aparato con una calceta y esperar que un golpe en esa zona no le produjera un daño importante. Para peor su equipo perdió 2-1 frente al St Mirren. 

McGowan ha tenido varios problemas con la justicia en los últimos años y la prensa británica reveló su prontuario, que incluye: Agresión en 2010, amenazas y agresión policíaca en abril de 2013, agresión a dos policías en diciembre de 2013 y amenazas en 2015.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo