Racing e Independiente reconocen interés por Mauricio Pinilla, pero el reglamento de la Copa enfría la opción

El delantero chileno no puede jugar Copa Libertadores por otro equipo, debido a los cinco partidos que disputó por Universidad de Chile en el primer semestre.

La impresión que han dejado los 16 goles que registra Mauricio Pinilla desde su llegada a Universidad de Chile hace un año es muy positiva. Así lo demuestra el interés que tienen en el delantero dos equipos grandes del fútbol argentino, Racing e Independiente, para el mercado de refuerzos.

En conversación con La Cuarta, dirigentes de ambos conjuntos reconocieron un seguimiento al delantero azul. "Siempre nos interesó por su categoría y más tras la salida de Lautaro Martínez", dijo Víctor Blanco, presidente de La Academia; mientras que en el Rojo, el vicepresidente Pablo Moyano sacó número: "Con seguridad, cualquier equipo de Argentina tendría intenciones de contratarlo".

El problema que tiene es reglamentario. La Copa Libertadores impide que los jugadores jueguen con dos camisetas una misma edición del torneo, y Pinilla ya lo hizo con la de Universidad de Chile en el primer semestre (cinco partidos, cero goles y una amarilla); por lo que la opción de que el delantero parta hacia Avellaneda se reduce.

"Al no poder jugar Copa Libertadores, sus chances bajaron mucho, pero no lo descartamos para el futuro", dijo el mandamás de La Academia, elenco que se enfrentará con River Plate en agosto por los octavos de final de la Copa. Recordar que la U jugó contra el elenco del Cilindro en la fase de grupos. Independiente, por su parte, tendrá al frente a Santos de Brasil

Pinilla se mantiene como una de las incógnitas de Universidad de Chile para el próximo sábado, cuando los azules visiten a Cobreloa en el partido de revancha de los cuartos de final de la Copa Chile. El delantero le marcó a La Serena y a Colchagua en esta edición de la Copa.

Fotos: Agencia Uno

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo