¿Cómo pasó Inglaterra de no hacer ningún gol desde el córner entre 2012 y 2016 a ser letal en el Mundial 2018?

El cuadro inglés en las últimas tres competencias de selecciones (Euro 2012, 2014 y Copa del Mundo 2014) no hizo ningún gol desde el tiro de esquina con 72 intentos y en Rusia 2018 llega 5 anotaciones con ese método. Southgate se obsesionó en mejorar esa parte del juego y estudió otros deportes.

Inglaterra está en la semifinal de Rusia 2018, cuando nadie la daba como favorita, y con mucho trabajo de su entrenador demostró que puede competir contra cualquiera. Uno de los factores más importantes de los 'pross' en el Mundial es el juego de balón parado, específicamente el tiro de esquina. 

El equipo de los 'Tres Leones' pasó de no hacer un gol desde el córner, con 72 tiros de esquina entre la Euro 2012, Mundial 2014 y Euro 2016, a llevar 5 tantos en cinco duelos disputados en Rusia. Gareth Southgate es importante en esta estadística, ya que se obsesionó con las jugadas de laboratorio y puso mucho hincapié en ello.

El DT se inspiró en otros deportes para mejorar ese registro y primero puso sus ojos en el básquetbol. Los Minnesota Timberwolves fueron su modelo a seguir, ya que estaba alucinado con la facilidad del equipo de la NBA para dejar siempre a un jugador libre en espacios tan reducidos.

Así lo confirmó Darrent Fletcher: "estaba interesando en el baloncesto porque atacan cinco contra cinco, pero siempre queda alguien libre debajo de la canasta". Southgate vio en vivo a los Wolves y se quedó a charlar con el entrenador del equipo para sacarse todas las dudas.

El siguiente paso fue fichar a Allan Russell, ex futbolista escocés, y que en su formación como DT se influenció mucho de la metodología de la NFL. Prioriza mucho el movimiento fuera del área para llega por sorpresa y libre al arco rival.

Finalmente, a esto le sumó la jugada conocida como “Love Train” y la gran precisión de Kieran Trippier, "el Beckham de Bury". El Love Train consiste en armar un tren en la zona central del área para acumular muchos jugadores y luego salir disparados por sorpresa para dejar al rival sin las marcas fijas.

Nada es azaroso en el trabajo de Southgate y así generó cinco goles desde el tiro de esquina: 2 contra Túnez, 1 contra Panamá, 1 versus Colombia y otro contra Suecia. Puso las piezas correctas, mandó a Kane donde hace daño y no lo dejó como lanzador (Roy Hodgson lo tenía designado en la Euro 2016), aprovechó la altura y movilidad.

Foto: Getty Images.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo