¡Real Madrid tricampeón de la Champions! Bale vino de la banca para poner una chilena de oro

Los merengues se impusieron por 3-1 al Liverpool en la final de Kiev en un partido emocionante que tuvo las lesiones de Salah y Carvajal. El arquero de los Red, Loris Karius, vivió una jornada para el olvido y el galés lo supo aprovechar con un doblete. La Orejona se seguirá por otro año más en la capital de España.

El Real Madrid derrotó por 3-1 al Liverpool en Kiev por la final de la Champions League 2017-18 y se coronó tricampeón de Europa, consiguiendo de paso el decimotercer trofeo de la máxima cita de clubes del Viejo Continente.

El vibrante duelo partió con total dominio de los ingleses y Keylor Navas debió evitar en tres oportunidades el gol de los Reds antes de los 22’.

En los 25 llegó el quiebre: Sergio Ramos le entró fuerte a Mohamed Salah y no le soltó el brazo, cayendo con el peso y lesionándole el hombro en una acción que ha sido catalogada como mala leche a lo largo y ancho del mundo. En los 29’ la figura egipcia salió reemplazado entre lágrimas.

Poco después sería el turno de Dani Carvajal, quien lloró en el Real Madrid al ser reemplazado también por lesión en los 36’.

La salida de Salah fue un golpe duro para el Liverpool y el Real Madrid emparejó el trámite. Ya en el segundo tiempo Loris Karius anticipó un centro al área, quiso salir jugando y el baló le quedó justo a Karim Benzema para meter la pierda y enviar el balón dentro del arco (50’).

Pero el Liverpool reaccionó y Sadio Mané empató a boca de jarro a los 54’ luego de un tiro de esquina ejecutado desde la derecha del ataque red. Parecía que los ingleses se rearmaban, incluso Karius regaló una buena tapada, sin embargo el título vendría de un cambio de Zinedine Zidane.

En los 61’ Bale reemplazó a Isco y con una chilena impresionante le devolvió la ventaja al Madrid en los 63’, la segunda pelota que tocaba.

Ya en los 83’ Gareth Bale sacó un remate de distancia que encontró una feble resistencia del arquero del Liverpool y la pelota se metió en el arco tras darle en las manos y el Real Madrid aprovechó el grosero error para cerrar el 3-1 final.

Así los españoles alcanzan el tricampeonato, la cuarta Champions League en cinco años para llevarse el máximo trofeo continental número 13 de su historia. Liverpool por su parte deberá seguir esperando tras ganar su quinta y última Orejona en 2005.

Foto: Getty Images

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo