Andrés Iniesta relató la depresión que lo golpeó antes del Mundial 2010: “No tienes sentimientos ni pasión”

El ídolo del fútbol confesó el duro episodio que vivió tras la muerte de su amigo Dani Jarque en agosto del 2009. 

Andrés Iniesta brindó una entrevista confesando la dura depresión que sufrió durante un año, luego de la muerte de su amigo Dani Jarque el 9 de agosto del 2009. El ídolo del fútbol relató el proceso que vivió desde que se dio cuenta que necesitaba ayuda, hasta que logró salir del hoyo en el que se encontraba.

Galería | Gol de Andrés Iniesta, final del Mundial

“Lo sientes, poco a poco vas sintiendo que no eres tú, que no disfrutas de las cosas, que las personas que te rodean es como si fuesen personas de más, no tienes sentimientos, pasión. Te vas vaciando por dentro debido a muchas situaciones y hay un momento que dices que no puedo más, tuve la suerte de tener la capacidad de decir ‘necesito de alguien, para salir de una situación muy incómoda’. Fue realmente difícil. A partir de ahí agradecido a la gente que me ha hecho un cable (a tierra) en un momento difícil”, explicaó a El Hormiguero.

El ex campeón del mundo dijo que valora el haber vivido un momento tan complejo, ya que le permite ver el mundo de una mejor forma.

“Pienso que a lo largo de la vida todo el mundo pasa por etapas así, de una forma o de otra, lo manifiesta de una forma o de otra. A mí me tocó de esa manera. Estoy muy feliz, aunque sea difícil decirlo, de haber vivido esa situación, de haber salido, porque me ha hecho mejor persona y ves las cosas de una manera distinta”, agregó.

El ex capitán de Barcelona también reconoció que la depresión le tocó en un momento muy bueno de su vida y que le costaba entender por qué estaba sumido en la depresión cuando todo en su vida personal y profesional marchara de manera espectacular.

“Lo valoras y sabes elegir, sabes decidir las cosas que son importantes o no. Situaciones que antes no le dabas valor, ahora le das. Por sobre todo, internamente eres tú. Lo que quieres es disfrutar de lo que tienes. Porque es incomprensible que con la vida que tenía, por ejemplo habíamos ganado el triplete, todo había salido genial, había hecho el gol en Stamford Bridge. Tengo una vida privilegiada, en mi entorno todo el mundo está sano, está bien. Es incomprensible que yo por dentro no me encuentre bien, no sienta nada, pero sucede. Al final te quedas vacío y tienes que cargar otra vez”, remarcó.

El volante continuó su análisis y dijo que para poder salir del hoyo necesito ayuda profesional, ya que llegó a estar en momentos anímicos en el que no podía realizar su vida normal y su cabeza lo traicionaba.

“Es un proceso lento, necesitas ayuda, tanto de siquiatras o sicólogos, tanto a veces ese tipo de trabajo las vemos de una forma que realmente no son. No diría que son imprescindibles, pero incluso estando bien son necesarias. Es un proceso muy largo, piensa que yo a veces iba a entrenar y a lo mejor a medio entreno tenía que salir porque me encontraba muy mal o estar en mi casa y estar súper espitoso al sentir que algo podía, ir con mi mujer al cine y antes de empezar la película tener que salir. Son situaciones que hasta que no las vives son difíciles de explicar o llegar a entender”, confesó.

También comentó que lo más importante de todo el proceso vivido es que siempre mantuvo la ilusión de que se iba a poder separar de la depresión e iba a poder mantener una vida normal.

“Pero lo importante de todo ese periodo es que nunca perdí esa ilusión o esa fuerza de ir a entrenar aunque me cueste, que mañana será un paso más. Salimos de ahí gracias a la gente que me rodeaba, que de alguna forma u otra lo pasaba mal”, comentó.

Finalmente dijo que la depresión le afectó muchísimo desde agosto del 2009 hasta el Mundial de fútbol del 2010, cerca de un año, reconociendo que el punto clave es seguir luchando y creyendo en poder conseguir salir del hoyo en el que lo sumergió la enfermedad. 

“Verano del 2009 hasta el verano del 2010 que fue el Mundial, ahí fueron meses bastante intensos. Mira como es la vida. Del 2009 y 2010, después de todo el proceso acabas ganando el Mundial, acabas haciendo el gol. Si ese Mundial no hubiese ido bien, me gustaría visualizar como ha sido todo lo demás, porque todo ha sido magnífico a nivel personal y colectivo. Eso es el ser humano, cuando estás en lo más bajo de todo, siempre tienes fuerza para salir o por lo menos para intentarlo”, cerró.

Foto: Getty Images

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo