Felipe Melo no cambia: empujó al árbitro, sobajeó nariz ajena y pegó por la espalda en el clásico paulista

El recio volante brasileño respondió a su alto registro de peleas en la cancha en el duelo que Palmeiras le ganó a Corinthians por la final del Campeonato Paulista.

El solo hecho de poner Felipe Melo en Google revela el tremendo historial de actitudes antideportivas, la mayoría agresiones cobardes, que ha protagonizado el volante brasileño que hoy viste la camiseta de Palmeiras luego de una década dando y no consejos en el fútbol europeo.

Y este fin de semana, en la primera final del Campeonato Paulista entre Corinthians y Palmeiras, el mediocampista no quiso ser menos. Al término del primer tiempo, una discusión aislada terminó con la presencia de Melo en medio de la trifulca: empujó al árbitro, luego golpeó a un rival por la espalda y redujo a Clayson con su palma abierta sobre la nariz. También recibió un palmazo en la nuca.

Al ver tanta variedad de recursos del ex jugador de la Fiorentina, Juventus e Inter de Milán no tuvo otra que huir del lugar de los hechos. Pero el árbitro Leandro Bizzio le había anotado la patente, y después de cinco minutos de deliberaciones, le mostró la tarjeta roja directa al vapuleado Clayson y a nuestro Felipe Melo.

El colombiano Miguel Borja anotó el único tanto de la primera final y dejó en ventaja al Verdao, de cara a la definición que tendrá en casa el próximo domingo.

Foto: Archivo

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Socios del Desierto, y la actualidad de Cobreloa