Melipilla puede quedarse sin jugar hasta fines de marzo por recurso que presentó Vallenar a la Corte de Apelaciones

El conjunto potro será el principal afectado por la acción judicial del conjunto de la Tercera región.

La historia es ampliamente conocida. Deportes Vallenar se coronó campeón de la Segunda División Profesional el 8 de diciembre y luego disputó una final por el ascenso a Primera B contra Deportes Melipilla. Un error de procedimiento en la definición por penales del juez Eduardo Gamboa privó a los Potros del triunfo y permitió la coronación de los de la Tercera región el 19 diciembre.

Sin embargo, la ANFP ordenó repetir la definición en territorio neutral, Vallenar no apareció en protesta y Melipilla se quedó con el anhelado ascenso, para disputar el Campeonato Nacional de Primera B en 2018. Un sueño que todavía no puede materializar, debido a la acción judicial de los vallenarinos.

El cuadro albiverde presentó un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Copiapó, que decretó orden de no innovar respecto a la definición del ascendido, por lo que Melipilla ya se perdió dos partidos del campeonato (ante La Serena y Valdivia), pero el exilio se podría prolongar.

Según anunció esta mañana el portal EnAscenso, la resolución del tribunal copiapino se postergó y "Melipilla no podrá jugar el torneo de Primera B hasta fines de marzo (a más tardar), cuando la Corte de Apelaciones de Copiapó falle referente al recurso de protección que presentó Deportes Vallenar".

Cabe destacae que los vallenarinos tampoco han recibido respuestas de sus quejas ante la Conmebol y la FIFA, y que anunciaron que no participarán del torneo de Segunda División Profesional esta temporada, en protesta por la resolución de la ANFP. El TAS se declaró incompetente en esta materia.

De esta manera, Melipilla podría ver suspendidos sus duelos contra Wanderers, Magallanes, San Marcos de Arica, Barnechea y San Felipe, a la espera de la resolución definitiva.

Fotos: ANFP

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

Socios del Desierto, y la actualidad de Cobreloa