Buen Camino

Por: Álvaro G. Valenzuela Pineda. Twitter: @avalenzuelapi

Universidad de Chile vuelve a ganar, al cierre de esta edición había vencido en el Germán Becker al siempre complicado Temuco. Aunque en honor a la verdad, el cuadro de la Araucanía no opuso mucha resistencia para pelear los 3 puntos en disputa. 

Fotos | Temuco vs. U. de Chile

No fue un partido fácil, porque el miedo por perder de los locales era fuerte, defendieron con todo el cero en arco propio, metiendo a sus once jugadores en su campo. Hubo pocos espacios, pero a pesar de ese gran detalle el equipo se creó unas 5 ocasiones muy claras de anotar (en la primera fracción) y otras 3 en el complemento, que transformaron en figura al arquero Gamonal. 

Pero nos pasó algo que se repite respecto de la muy buena tarde de la fecha anterior contra San Luis en el Nacional: el equipo no fue capaz de tener un buen porcentaje de concreción. El partido se nos complicó por nuestra incapacidad de abrir la cuenta en los momentos en que debimos. Por lo mismo, el sufrimiento se estiró hasta bien entrado el segundo tiempo. Un rival en un mejor momento se agiganta y no permite el gol en su portería o en una afortunada contra se queda con los tres puntos (un ejemplo fue el clásico peruano en el domingo recién pasado, un ineficiente Universitario pierde 1-3 en casa contra Alianza en un partido que debió ganar 4-0). Tipos como Paredes o Buonanotte no van a perdonar un 0-0 en un partido que debía ir 3-0 a favor nuestro. Precisamente en goles tan dolorosos como esos, es que se pierden los puntos que nos alejan del Huemul de Plata. 

Independiente de lo anterior, el equipo ha evidenciado una notoria mejoría en estas últimas fechas del torneo nacional. Hemos sido capaces de ir de menos a más. La derrota dolorosa en manos de Unión Española en la primera fecha del certamen corroboró las licencias defensivas que dejaban los azules. La solución y el golpe de timón vinieron en la estructura de la zaga. Después de un año jugando con la línea de 4, el cuadro laico encontró solidez en el diseño con 3 hombres en el fondo. El domingo recién pasado, Echeverría mostró una solidez que no le habíamos visto en su primera incursión como titular en Calama contra Iquique, debido en parte a su expulsión. Por su parte, sus compañeros de retaguardia, Gonzalo Jara y Christian Vilches, han subido su nivel de forma exponencial. Las salidas son más claras, las coberturas son más sincronizadas y las marcas más firmas. Para corroborar el avance en esta materia en los últimos 3 partidos sólo una vez Herrera ha debido ir a buscar el balón en su arco. Una notable alza en comparación a las dos dianas recibidas solo en el debut frente a los rojos de Independencia. 

Cuando la estantería está firme, todo el resto mejora. Esta regularidad ha permitido que Beausejour tenga libertad por la banda izquierda, en donde ha sido factor determinante en los dos últimos duelos del romántico viajero. El recorrido del bicampeón de América es más directo y debe preocuparse menos de su espalda. Por su parte, la banda diestra sigue al debe, Rodríguez no ha estado a la altura en este torneo (y tampoco en el final del anterior). La lesión del trasandino permitió el ingreso de Schultz, el porteño tuvo un buen desempeño hasta su lesión, que permitió el ingreso de Alejandro Contreras, el inesperado héroe en la veraniega tarde dominical en las faldas del Ñielol. 

Las transiciones del medio campo son mejores y al tempo preciso. Se ven aceitados Pizarro y Reyes: les dan una sandía y devuelven un balón bien jugado. El nivel físico del Fantasista ha sido sorprendente y llega bien parado al minuto 94. Por su parte, Soteldo se ve mejor suelto que agobiado por la línea de cal. Eso si: a ratos se queda mucho con el balón y definitivamente no está fino para finiquitar. Hemos de esperar que cuando logre anotar se saque la mufa. 

En delantera Guerra y Pinilla se complementan mejor cada vez, las salidas del área del Sanmiguelino generan espacios para que otros jugadores entren libres (como en el gol de Contreras, asistencia precisamente de Pinilla). 

Hace un par de semanas me tocó escribir una columna en donde detallaba que, en los últimos 5 años, los momentos buenos deportivos de la U solo han sido un destello entre múltiples fracasos. Por lo mismo es necesario mantener la cautela ya que no sabemos cómo terminará este torneo que ya nos tiene en un expectante segundo lugar. Pero recién comienza todo, la verdadera prueba estará a mediados de marzo en Rio de Janeiro ante el poderoso Vasco da Gama por la siempre atractiva Copa Libertadores. 

El trayecto es largo, pero por ahora vamos por buen camino.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

#DTaco, el programa del fútbol femenino en Chile