Acá no hay colores: Bravo, Díaz, Valdivia y Pinilla enviaron sus sentidas condolencias a los niños de Colo Colo Lo Boza

El capitán de la selección chilena, Carepato, el volante de Colo Colo y el delantero de la U compartieron su pesar en las redes sociales por el fallecimiento de los pequeños de la escuela de fútbol alba que viajaba a jugar en Paraguay.

Nadie en el fútbol pudo quedar ajeno al lamentable accidente con consecuencias fatales que sufrió la delegación de niños de la escuela de Colo Colo Lo Boza a la altura de Villa Las Cuevas en Argentina, cuando se trasladaban en bus para jugar en Asunción, Paraguay.

“La pena me embarga, mis sentidas condolencias a los padres y familiares de los afectados en la tragedia que nos enluta a todos. ¡Descansen en paz, pequeños campeones! Mi corazón está con ustedes. #ColoColoLoBoza”, sostuvo Claudio Bravo desde Inglaterra.

Por su parte Jorge Valvidia manifestó que “quiero enviar mis más sentidas condolencias a los familiares y amigos de los chicos de la escuela de Colo Colo Lo Boza fallecidos en este trágico accidente. Me duele en el alma la pérdida de estos tres colocolinos de corazón. Que Dios los reciba y proteja a sus familias”.

Pero no sólo el ex arquero de Colo Colo y el actual mediocampista del Cacique manifestaron sus condolencias. El ex volante de la U Marcelo Díaz y Mauricio Pinilla también lamentaron la partida de los niños que soñaban con ser futbolistas. 

“¡Triste despertar! Mucha fuerza para las familias de los niños de la escuela de fútbol Colo Colo Lo Boza. Dios les dé el consuelo necesario en estos momentos. Descansen en paz pequeños angelitos. Aguante Colo Colo y toda su gente”, expuso Carepato.

Pinilla sentenció: “mis condolencias a todas las familias de los niños de la escuela de fútbol de Colo Colo Lo Boza que fallecieron en el accidente cuando se dirigían a realizar lo que a todos nos apasiona. Fuerza y que Dios proteja y reciba con los brazos abiertos a los pequeños ángeles”.


Foto: Agencia UNO

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

Socios del Desierto, y la actualidad de Cobreloa