Seuntjens picó de manera magistral el balón sobre el portero, pero le metió mucho efecto y no entró al arco

El holandés con una exquisita definición dejó pagando al arquero del PEC Zwolle, pero la pelota no entró y en la línea tomó otra dirección.

Mats Seuntjens sufrio con su propia definición. El volante holandés del AZ Alkmaar nunca imaginó que su perfecto picotón le iba a jugar en contra al darle mucho efecto a la pelota que tomó otra dirección cuando iba a ingresar al arco.

El mediocampista ya se iba a celebrar y los rivales ya estaban resignados cuando el balón caprichosamente tomó otro camino y dejó en nada lo que era un golazo de otro planeta.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Socios del Desierto, y la actualidad de Cobreloa