Sergio Ramos dejó sangrando a Milan Havel con un brutal codazo y no le pusieron ni amarilla

El defensa español fue a disputar una pelota y le dejó un tremendo corte al volante del Viktoria Plzen.

Real Madrid derrota 4-0 al Viktoria Plzen, pero cuando el encuentro estaba sin goles Sergio Ramos debió ser expulsado por un tremendo codazo que le conectó a Milan Havel.

El volante fue a disputar un balón con el español y se llevó un tremendo golpe que lo dejó sangrando y fuera del partido. Fue cambiado por Petrzela.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

Socios del Desierto, y la actualidad de Cobreloa