Marcus Berg confesó que el árbitro del duelo entre Suecia y Turquía le prometió cobrarle dos penales

El ariete le fue a reclamar al juez central un penal que no le dio en la primera parte y el rumano István Kovács le avisó que iba a revisar las imágenes y si estaba en lo correcto le iba a dar dos penas máximas. Suecia ganó con un tiro desde los 12 pasos.

Suecia derrotó 1-0 a Turquía con un tiro de penal de Granqvist y sentenció el descenso de los otomanos a la Liga C de la UEFA Nations League. Pero la gran polémica del encuentro se formó luego de las declaraciones de Marcus Berg que confesó que el árbitro del encuentro, el rumano István Kovács, le prometió cobrarle dos penales.

"En el descanso fui a hablar con el árbitro para protestarle un penalti que me hicieron y que no señaló. Nos sentamos en el vestuario, le hice ver mi punto de vista y me hizo una promesa: 'Voy a ver las imágenes y si compruebo que he fallado en la acción que reclamas, te concederé dos penaltis en la segunda parte'", dijo el ariete al diario Aftonbladet.

El cuadro sueco ganó con un tiro de penal a los 71 minutos con una falta sobre el mismo Berg. István Kovács al parecer cumplió su promesa y le dio la pena máxima, en un cobro algo discutible. Turquía planea impugnar el partido que los llevó a la Liga C de la UEFA Nations League.

Foto: Getty Images.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Socios del Desierto, y la actualidad de Cobreloa