Diego Costa terminó con una fea herida debajo de su rodilla tras debutar por el Atlético de Madrid

El ariete de los colchoneros recibió un feo pisitón que dejó suspirando a Diego Siemone, luego volvió al terreno de juego.

Diego Costa anotó un gol en la goleada del Atlético Madrid por 4-0 al Lleida por la Copa del Rey y en esa misma acción terminó con una fea herida en su pierna.

El delantero estuvo varios minutos fuera del terreno de juego y Diego Simeone temió lo peor, pero el hispano luego volvió al terreno de juego y terminó a los empujones con los rivales.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Socios del Desierto, y la actualidad de Cobreloa