Segunda Sala del Tribunal de Disciplina de la ANFP ratificó el descenso de Naval a Tercera División

En Quilín no acogieron la apelación de los Choreros y se van al amateurismo por no cumplir con las obligaciones salariales y previsión social.

Naval de Talcahuano estuvo cerca de disputar la final de la promoción de la Segunda División por un cupo de ascenso a la Primera B  ante Melipilla tras terminar segundo en la tabla del Transición superado sólo por Deportes Vallenar.

Sin embargo, el esfuerzo de los jugadores quedó en nada y por culpa de la mala gestión de la concesionaria del club, el destino de Naval será muy distinto y descenderán a Tercera División dejando el profesionalismo, luego que este lunes la Segunda Sala del Tribunal Autónomo de Disciplina de la ANFP confirmara en fallo resuelto por unanimidad el pasado miércoles tras la apelación de los choreros ante la misma determinación tomada por la Primera Sala. 

Naval fue descendido por el incumplimiento en el pago de sueldos luego de dos advertencias realizadas por la misma razón durante el 2017.

El cuadro de Talcahuano fue desafiliado por el “no pago oportuno de las obligaciones laborales y cotizaciones previsionales de septiembre”, indicaron desde la ANFP en el informe.

Agregan que Naval “ya había sido sancionado anteriormente por dos veces consecutivas durante la temporada 2017 por el no cumplimiento oportuno de las obligaciones previsionales por los meses de julio y agosto de 2017, revistiendo especial gravedad el hecho que además ahora no se pagaron las remuneraciones de los trabajadores”.

Sentencian: “se confirma la sentencia de la Primera Sala del Tribunal Autónomo de Disciplina de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, de fecha 27 de noviembre del presente año, que sancionó al Club Deportes Naval S.A.D.P. con el descenso, al término de la temporada 2016 -2017, a la categoría inmediatamente inferior”.


Foto: Facebook Naval

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

Socios del Desierto, y la actualidad de Cobreloa