[Resumen 2017] Sergio Jadue nuevamente finalizó el año feliz y lejos de ser condenado por corrupción en EEUU y en Chile

El ex presidente de la ANFP sigue esperando en la tranquilidad de Miami su condena y taqmbién cuándo estará obligado a volver a Chile. Lo espera la prisión preventiva mientras se desarrolla el juicio por el FIFAGate. Pese a que cayeron en la cárcel dos capos históricos de Conmebol y la Confederación Brasileña, la situación del calerano será bastante más amistosa y es muy poco probable que cumpla su castigo privado de libertad. 

Sergio Jadue logró por cuarta vez posponer la lectura de su sentencia por su participación en hechos de corrupción durante su mandato en la ANFP y recién en junio del 2018 sabrá si seguirá bajo el régimen de libertad vigilada en Estados Unidos o volverá a Chile.

El FIFA Gate, hasta ahora, tiene a dos pesos pesados en la cárcel, ex presidentes de la Conmebol y la Confederación Brasileña de Fútbol pasarán tiempo en prisión y sin beneficio alguno, teniendo incluso que ocupar ropa naranja como el resto de los reclusos. Sin embargo se asume que por la enorme colaboración que realizó el chileno su castigo será en libertad y que le favorecerá para no enfrentar la justicia en nuestro país por un buen tiempo. 

En Chile lo esperan

Si Sergio Jadue es declarado no culpable de los delitos que se le imputan en EEUU igualmente deberá volver a Chile y enfrentar la justicia nacional. Ya a comienzos del 2017 la fiscalía decretó prisión preventiva para el ex dirigente, lo que comenzó el proceso de extradición desde Estados Unidos. Esta resolución, sin embargo, ocurrirá sólo una vez que Jadue sea informado de su condena por la justicia norteamericana y cumpla con los tribunales estadounidenses.

Luego el calerano podrá apelar y extender más su retorno obligado a Chile. Si es declarado no culpable la justicia norteamericana deberá cerrar el juicio, ya que no está capacitada a apelar, pero para el ex dirigente el camino será duro en nuestro país.

La extradición fue solicitada por el Ministerio Público, luego de las querellas del Servicio de Impuestos Internos y la ANFP por apropiación indebida y de delito tributario. El dirigente recibió dos millones de dólares que no declaró, lo que causó un perjuicio al fisco de 522 millones de pesos entre 2014 y 2015  y a la ANFP de 1700 millones de pesos, totalizando más de 2200 millones de pesos en pérdidas en evasión tributaria.

VIDEO | Se arrancó a Miami

Entre los montos defraudados por Jadue se cuentan  3800 millones entregado a modo de préstamo a los clubes, de los cuales existen 1192 millones de pesos que fueron girados al portador y que no existe respaldo. El juez René Bonnemaison recalcó que Jadue “es un peligro para la sociedad”, por lo que debe quedar detenido una vez pise nuestro país. 

“Las penas que tienen asignados estos delitos se encuentran en el tramo de presidio menor en su grado máximo, es decir, de tres años y un día a cinco años. Eventualmente, en el caso de ser condenado, el imputado arriesga normas de crimen, toda vez que el artículo 351, a propósito de la reiteración de delitos de la misma especie, se permite aumentar en uno o dos grados la sanción”, comentó el juez. 

Igualmente Jadue será condenado, la duda que se mantendrá hasta junio es de la magnitud del castigo y si podrá seguir cumpliéndolo bajo el actual régimen que se presenta como ideal para el chileno, ya que así evita volver desde Miami, mantiene sus beneficios y no enfrenta la justicia nacional por más tiempo. Esto podría ocurrir y seguramente Jadue busca ser condenado a cumplir prisión por varios años en condición de libertad vigilada como tiene ahora, para conseguirlo se declaró culpable de inmediato en noviembre del 2015 y colaboró activamente delatando a sus ex colegas en la Conmebol y entregando, supuestamente, todos los antecedentes del caso. 

El camino de Jadue ha sido de estirar la fecha de su condena ya que logró extender la pronunciación dos veces durante 2016 y una vez más en junio del 2017. El calerano gana tiempo también para ver cuáles son las condenas que sí van recibiendo el resto de los dirigentes inmiscuidos en el caso. 

VIDEO | Vive con lujos

Cayeron los capos

En el marco de la misma investigación, la justicia norteamericana declaró culpables al ex presidente de la Conmebol, Juan Ángel Napout de 59 años, y el ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, José María Marín de 85 años. El castigo para ambos será el más duro de todos los acusados ya que no cooperaron con la justicia y la fiscalía pidió que efectivamente sean enviados a una prisión donde dormirán en celdas pequeñas y deben vestir como todos los otros presos con un traje naranja. Están en ese régimen, privados de toda libertad y comodidades, hasta que sea confirmada su sentencia.

Ambas defensas esperan que puedan cumplir la condena en libertad en Estados Unidos, pero la nula cooperación de ambos durante el juicio hace muy complejo que la condena los saque de la cárcel. El brasileño de 85 años fue considerado culpable de seis de las siete acusaciones: Lavado de dinero en Copa de Brasil, fraude financiero en Copa América, Copa Libertadores y Copa de Brasil, lavado de dinero en Copa América y Libertadores y conspirar y formar parte de una organización criminal. Marín fue acusado de recibir 6.5 millones de dólares en coimas durante los tres años en que dominó la CBF entre 2012 y 2015. Napout recibió sentencia en dos de las cinco causas en su contra, la que se cuenta el lavado de dinero en Copa Libertadores y Copa América. El ex capo de la Conmebol fue extraditado desde Suiza en 2015 y se le acusa de recibir sobornos por montos cercanos a los 10millones de dólares. 

El que salió en libertad y pudo volver a su país es el peruano Manuel Burga, que fue declarado no culpable de conspirar y de formar una organización criminal cuando era presidente de su federación. En junio fue extraditado a EEUU y enfrentó la justicia, que confirmó que no es culpable de recibir coimas a cambio de facilitar acuerdos en los derechos de televisación y marketing de los torneos de clubes de Conmebol y las Copa América de 2015 y 2016, según anunció el especialista Ken Bensinger de BuzzFeed. .

Burga es uno de los 16 altos cargos del fútbol sudamericano que fueron acusados por la justicia de EEUU de participar en hechos de corrupción. En total son 42 los ex dirigentes del fútbol que fueron apuntados por la fiscalía estadounidense de participar en hechos ilegales. Al momento de salir del Tribunal el peruano comentó “Dios bendiga a Estados Unidos” y anunció que “la primera cosa que quiero hacer es descansar y luego retomar mi carrera de abogado”.

Uno que deberá ingeniárselas para no ser condenado es el ex presidente de la Conmebol Nicolás Leoz, el cual deberá ser extraditado a Estados Unidos luego que la justicia paraguaya autorizara la salida obligada del dirigente que hoy cumple arresto domiciliario en Asunción. La fiscalía investiga la supuesta recepción de millones de dólares en sobornos, también por la concesión de los derechos televisivos y de marketing de los diferentes torneos Conmebol, confederación que dominó junto a Julio Grondona y Ricardo Teixeira por 27 años. 

Mientras se espera que la justicia norteamericana dicte sentencia para los dirigentes que aún esperan condena, la FIFA y la Conmebol desean obtener parte del dinero que fue recuperado por la justicia norteamericana, argumentando que fueron víctimas de carteles criminales. La AFA y la CBF no seguirán este camino, según confirmó Martín Fernández de GloboEsporte, otro de los periodistas que siguen de cerca el tema. 

Descarados

Dentro de la red de corrupción en la Conmebol varios de los máximos dirigentes utilizaban apodos para mantener el anonimato. Mientras que Sergio Jadue utilizaba “KIA” –marca que trabajó activamente en la Copa América 2015-, Juan Ángel Napout era “Honda” y el peruano Manuel Burga era conocido como “Fiat”. 

Dentro de las coimas que recibió Napout, hasta ahora el principal dirigente Conmebol con condena, son un millón de dólares en coimas recibidos por parte de la empresa Full Play, con la consideración que el paraguayo prefería obtener el dinero en efectivo y en un sobre, montos que fueron entregados en la sede de la Conmebol. Además de diferentes beneficios el dirigente pidió entradas para ver a Paul McCartney en Buenos Aires con precios de más de 10mil dólares.

Dentro de las imágenes reveladas por la fiscalía norteamericana aparecen fotos del propio Napout en presencia de Alejandro Burzaco, ex director ejecutivo de TyC, ex dirigentes de la Conmebol procesados por el FIFA Gate y el actual presidente de la unidad médica y de antidopaje de la Conmebol, Osvaldo Pangrazio, quien aparece abrazado a Napout con un fajo de dólares en la mano. Pangrazio fue el líder de la comisión, por ejemplo, en los casos de doping en River Plate y en la sustancia encontrada en las muestras de Paolo Guerrero. 

Otro de los problemas que acarrea el FIFA Gate es que manchó directamente a ex funcionarios gubernamentales argentinos, quienes fueron apuntados por Alejandro Burzaco de recibir coimas de 4 millones de dólares entre 2011 y 2014. Jorge Delhon y Pablo Paladino trabajaron para el gobierno: El primero, abogado de la jefatura de gabinete de la ex presidenta Cristina Fernández, se suicidó poco después que fuera señalado por Burzaco. El segundo fue parte del plan estatal de transmisión del torneo trasandino, Fútbol para Todos. 

Esto provocó uno de los episodios más complejos de toda la investigación, ya que la defensa de Burzaco acusó a Manuel Burga de amenazarlo de muerte durante la audiencia luego que se supiera del suicidio de Delhon, quien fue encontrado bajo un tren. El peruano habría hecho el gesto de pasarse un dedo por su cuello, que fue asumido por Burzaco como una clara amenaza, mientras que el dirigente dijo que se estaba rascando. 

Burzaco ha sido el principal delator del FIFA Gate intentando rebajar su condena. Incluso estuvo prófugo de la justicia durante 14 días y se escapó a Milán. Dos semanas más tarde se entregó junto a sus abogados.

El ex director de TyC reconoció aspectos notables de la profunda red de corrupción en el fútbol sudamericano: “A Grondona le llevábamos los dólares en efectivo en una bolsa o en un sobre a su casa, o se lo dábamos a su secretario privado, o a su chofer, o se lo depositábamos en una financiera de su preferencia en Argentina", declaró ante la justicia.

Lo que es claro que Sergio Jadue seguirá por lo menos seis meses más viviendo tranquilamente en Miami y a la espera de la condena que le podría entregar aún más tiempo de “vacaciones” en Estados Unidos, escapando de enfrentar la justicia nacional que lo espera con los brazos abiertos. 

Foto: Agencia Uno

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo