[Resumen 2017]: El TAS y el triste año en que todos fueron contra Chile

La decisión del TAS respecto a la mala alineación del boliviano Nelson Cabrera tomó las pantallas de los medios sudamericanos durante buena parte del 2017. Pese a que a la larga el triunfo por secretaría no le sirvió de nada a Chile, igualmente marcará por mucho tiempo la historia del fútbol nacional.

El TAS ocupó bastante de la atención mediática durante el 2017 y provocó varios de los errores más funestos de la historia reciente del periodismo deportivo chileno y argentino, con versiones sin sustento alguno y confundiendo a los hinchas nacionales que poco podían entender entre tantas opiniones sin fundamento. 

Desde Argentina comentaron activamente el caso de Nelson Cabrera ya que estaban en serio riesgo de quedar fuera del Mundial debido al triunfo por secretaría del equipo nacional y Perú. Esto provocó que la AFA, mediante los principales medios de su país, iniciara una campaña mediática vergonzosa y que no reportó más que críticas por la poca preparación. 

Desde Argentina aseguraron múltiples situaciones que eran imposibles de ocurrir. Como que Chile iba a tener un castigo diferente a Perú o que era muy positivo para la apelación boliviana el caso de Lionel Messi y el indulto que recibió por parte de la FIFA tras insultar a árbitros brasileños. 

Los principales medios trasandinos siguieron la corriente tomada por la AFA de crear una presión mediática y hasta el presidente Claudio Tapia aseguró que la comitiva nacional ante el TAS había salido con mal semblante. Esto fue respondido de manera magistral por Arturo Salah que avisó: “Yo no lo vi allá”.

Era tanta la desesperación argentina sobre la posibilidad de quedar fuera del Mundial por el TAS, es que inventaron artículos en la disputa de Bolivia y la FIFA. Por ejemplo, pretendían que el Tribunal le restituyese los puntos a Bolivia debido a que Chile y Perú, al buscar ganar un partido por secretaría, violaba el artículo 57 del código reglamentario del fútbol, que dice: “contravenga a los principios de la deportividad o la moral deportiva”, olvidando que era el artículo 55, que habla de la elegibilidad de los jugadores, el único que iba a ser tomado en cuenta por el TAS.

Finalmente Chile y Perú consiguieron los puntos y la Blanquirroja consiguió su paso al Mundial gracias a esas unidades, situación que no hubiera ocurrido si esto no se llevaba adelante. La desafortunada combinación de factores hizo que la Roja quedara afuera del Mundial y Argentina clasificara en la agonía de las Eliminatorias. 

Obviamente esto fue tomado por la prensa argentina, que olvidando su paupérrima actuación durante el TAS, aprovechó de reírse de la mala suerte chilena que logró un gran triunfo diplomático, pero que a la larga terminó perjudicando los objetivos de ir a la Copa del Mundo. 

Incluso los movimientos mediáticos provocados por la AFA llegaron a los oídos de los abogados del TAS que fueron sumamente claros: es imposible influenciar a nadie y menos con posturas tan equivocadas, como la dada por el Diario Clarín, en la que decía incluso que era posible que Bolivia no recupere los puntos y tanto Chile como Perú no sumarían las unidades por secretaría. Algo ilógico, que resume cómo se dieron las situaciones.

“Puede ser que Argentina haya metido presión al difundir eso. No sería inteligente porque no le van a meter presión a nadie. Ellos decían que tenían fuentes que daban información. Nosotros tenemos deber de confidencialidad y no vamos a decir a nadie mientras no se notifique el laudo. Es difícil que alguien pueda saber lo que se va a notificar”, explicó el abogado paraguayo Gerardo Acosta, miembro del TAS. 

Video | Prensa argentina se ríe después de su vergonzosa actuación

Finalmente Nelson Cabrera no podrá jugar por su Selección, Chile muerde la rabia por las ironías del fútbol al quedar fuera y Argentina festeja y ríe al último, pese a cometer error tras error y tratar de influir en la decisión. 

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo