[Fotos] El pasado albo del Gato Silva: "Jugó con el Matí y con Villanueva, pero se fue porque no lo citaban"

El hombre del penal que le dio el bicampeonato de América a la selección chilena salió de su natal Quillota a las cadetes del cuadro popular, junto a Matías Fernández. Sin embargo, luego decidió irse a Universidad Católica.

Francisco Gato Silva es uno de los futbolistas del momento en la selección chilena. El volante quillotano ingresó en los tiempos suplementarios ante Argentina, y se dio mañana para disparar el penal que le dio a la Roja el bicampeonato de América, en el zénit de una carrera en la que ha tenido más de alguna dificultad.

Así lo recuerda Guillermo Corominas, ex delantero de Universidad Católica, Magallanes, Santiago Morning y San Luis, que tuvo que dejar la actividad después de volcarse en un camión. El hombre fue el más cercano del Gato en sus comienzos, cuando pasó por Colo Colo. "Jugábamos en el club Río Bueno y representamos a Quillota con una selección en un Campeonato Nacional en Panguipulli. Ahí nos vio Mario Cáceres, quien nos llevó al Colo", asegura.

Era el año 1998 y, además de Corominas y Silva, los albos integraron a Matías Fernández (que también jugaba por Quillota) y a Carlos Villanueva, quien venía de La Serena. "A Matías y el Gato les dieron pensión. Se quedaban en la casa que había para los jóvenes del Colo en Santiago. Yo me fui a la Católica, por los contactos que tenía mi padre", agrega Corominas.

Pasó un año y a Silva no le fue bien, por eso decidió emigrar del Cacique. "No lo citaban y se vino de vuelta a Quillota. Ahí mi papá le preguntó si quería irse a la Católica. Hasta ese momento, el Pancho jugaba de volante ofensivo, pero en la UC empezó a hacerlas de volante de contención o incluso de defensa", recuerda Corominas, hoy profesor de una escuelita cruzada en Quillota.

El resto de la historia es más conocida. Estuvo en Ovalle y luego Osvaldo Hurtado se lo llevó a Osorno. "Después volvió a la Católica y nadie le quitó el puesto. Pero pese a todo lo que ha crecido, su personalidad no ha cambiado. No me sorprendió que pateara el penal decisivo, porque siempre tuvo una pegada exquisita", completa.

Fotos: Bienvenidos y Agencia Uno

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo