El uno a uno de Chile: Aquí está Claudio Bravo. Arturo Vidal y Alexis Sánchez, monstruos. Y Edu Vargas, letal

Faltan adjetivos para coronar el análisis individual de la gloriosa jornada de la Roja en Santa Clara. Solo la preocupación por la suspensión de Vidal y la lesión de Marcelo Díaz empañan una faena completamente impecable.

Claudio Bravo: La paró de pecho y salió jugando cuando el partido amanecía. El capitán abrió la senda. ¡Cuánto te necesitábamos!

José Pedro Fuenzalida: Tuvo un par de inconvenientes con Layún y Tecatito, pero nada de cuidado. Sin Mauricio Isla, la banda derecha quedó más que resguardada.

Gary Medel: ¿Vio a Chicharito? No, gracias al Pitbull. El goleador mexicano le buscó la vuelta, pero no tuvo ninguna. Absolutamente dominado. Además, reinó en los aires.

Gonzalo Jara: Arriesgó en la salida, con más buenas que malas. En la marca, y en la cobertura de Beausejour, fue absolutamente superior.

Jean Beausejour: Remó y remó. El hombre de Colo Colo se esmeró para armar la salida desde la izquierda y tuvo una faena sin grandes complicaciones.

Marcelo Díaz: Dejó un nudo en la garganta con su lesión. Controló la salida apoyado en Vidal y cuidó la pelota como un tesoro.

Arturo Vidal: El partido se jugó en la zona del Rey. Los goles fueron de otros, pero el Guerrero fue el mejor de área a área, por aire y por tierra. Gran habilitador. Lástima que no esté ante Colombia.

Charles Aránguiz: El Príncipe opacó a Héctor Herrera, motor azteca, y abrió la cancha en la salida. Fue el más adelantado de la línea media y oxigenó la salida.

Edson Puch: No fue puntero derecho, optó por equilibrar la banda contraria de Alexis. Desde allí anotó dos goles y honró su titularidad. Clave.

Eduardo Vargas: Cuatro goles que lo hacen figura, pero por sobre todo, que ratifican su cartel del goleador absoluto de la generación dorada. Mortal.

Alexis Sánchez: Anotó un gol y participó de otros cinco. Es el revulsivo, el que ahoga la salida rival, el distinto, el temido. Podría robar con su técnica, pero su alma es la que vibra en cada toque.

Francisco Silva: Reemplazó al lastimado Marcelo Díaz y mostró credenciales para estar en la semifinal. Buena entrega e intensidad en la marca.

Enzo Roco: Ingresó en la media hora final para cuidar a Gary Medel. No deja de pedir camiseta en un equipo que no da oportunidades.

Mark González: Jugó el último cuarto de hora para no arriesgar a Jean Beausejour. Ante un rival rendido, no tuvo problemas.

Fotos: Agencia Uno

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo