Chile uno a uno: un majestuoso Príncipe Charles guió nuevamente a la Roja a una final

El del Bayer Leverkusen cumplió su mejor partido desde su regreso y en un momento difícil y crucial, sin la compañía de Marcelo Díaz y Arturo Vidal. Debió comandar al Gato Silva y a Pedro Pablo Hernández (y luego a Érick Pulgar) en una zona delicada del campo y fue clave en un equipo que hizo un partido maduro. 

Claudio Bravo: Gran y reivindicatoria actuación del capitán. Rápido con sus reflejos, frustró a los colombianos con varias tapadas importantes y se erigió como una de las figuras. Además, le puso una pelota maravillosa a Alexis y de ahí salió el segundo gol. Bien por su confianza de cara a la final.

Mauricio Isla: En el primer tiempo le cargaron la mano y estuvo impreciso en la salida, sin otorgar un desahogo claro por su sector. En el complemento se “enchufó” algo más y logró pisar campo contrario generando acciones ofensivas. Frank Fabra no lo preocupó tanto, porque Fuenzalida lisa y llanamente le pasó por arriba.

Gary Medel: Se lo llevó Roger Martínez en el primer tiempo pero estaba cubriendo la posición de Gonzalo Jara, que se había abierto mucho. En el complemento fue el más destacado de la zona posterior, mostrándose con gran timing ante los embates colombianos.

Gonzalo Jara: Impreciso en la salida, hizo un penal por salir jugando hacia adentro con la cancha en malas condiciones y tuvo que ser ayudado constantemente por Medel. No estuvo en su noche.

Jean Beausejour: Se “comió” a Juan Guillermo Cuadrado, una de las figuras del equipo de Pékerman. Impuso físico y nunca le ganó un duelo el de la Juventus. También se dio maña para llegar a lanzar un par de centros peligrosos. Está empoderado del puesto tras la lesión de Eugenio Mena.

Charles Aránguiz: El mejor de la cancha y su mejor partido tras la lesión que lo borró tantos meses. Debió comandar un mediocampo poco habitual, sin la ayuda de Díaz y Vidal. Colaboró en defensa, llegó al área rival, fue el nexo entre las zonas del campo y convirtió un gol. Aún no está en la plenitud de su rendimiento, pero va camino a retomarlo.

Francisco Silva: Se vio algo sobrepasado en el primer tiempo ante los constantes movimientos de Cuadrado, James y Cardona detrás de Roger Martínez, pero luego logró hacer pie y pudo cumplir de manera correcta, batallando y cortando contras peligrosas. Cumplió.

Pedro Pablo Hernández: No alcanzó a entrar en ritmo cuando lo lesionaron. En lo que estuvo, batalló por arriba para tratar de ganar segundos balones y aportó algo en lo defensivo. Con su salida, Chile perdió la pelota.

José Pedro Fuenzalida: Destruyó a Frank Fabra en el primer tiempo. Hizo lo que quiso con el hombre de Boca Juniors, lo sacó a pasear en más de una ocasión, le ganó la espalda constantemente, sacó el centro para el primer gol e hizo el segundo. Además, colaboró en faceta defensiva. Fue una gran apuesta de Pizzi y ha cumplido con creces.

Eduardo Vargas: Tuvo un partido voluntarioso. Si bien no le quedaron opciones de gol, trató de combinar, de abrirse a los costados y encontró mejor forma en el segundo tiempo, con contras interesantes.

Alexis Sánchez: Sin brillar, el tocopillano demostró su valía volviendo locos a los centrales colombianos cada vez que los encaró. Era un peligro vivo y sacó el remate que desembocó en el primer gol. Cuando la tiene, siempre preocupa.

(28') Érick Pulgar: Le costó conectarse con la temperatura del partido y se vio muy desordenado, lo que hizo que Chile careciera de control del balón. De todas formas, su importancia estaba en otro lado. Y es que Pizzi apostó por él para que en los balones detenidos marcara a Cristián Zapata, que era el hombre sobre el cual iba Hernández. La idea era tener tomado a uno de los mejores cabeceadores de Colombia con un volante de estatura y rechazo similar y, en eso, cumplió. Aunque le faltó para asentarse mejor en las transiciones.

(74') Edson Puch: Tuvo un par de incursiones ofensivas, fue víctima de un par de patadas y su aporte sirvió para tener el balón en un momento crítico del partido, aunque cometió una falta innecesaria que pudo costar caro cerca del área de Claudio Bravo.

(87') Mark González: Entró para dar piernas frescas, aunque no logró tener mucha acción.

DT Juan Antonio Pizzi: En un partido bravo, su equipo volvió a mostrar contundencia y en 10 minutos ya vencía a una selección complicada como lo es la colombiana. Su sello está ya en esta Roja que dejó el vértigo desmedido por el tránsito de balón, la elaboración y hasta el retroceso para buscar espacios, además de buscar con pelotazos desde el fondo a los delanteros saltándose en algunas ocasiones el mediocampo. Eso es meritorio de su trabajo, como también las apuestas que hizo por José Pedro Fuenzalida, Pedro Pablo Hernández, Edson Puch y otros, quienes han estado a la altura complementando a la base campeona de América. Tras un arranque con muchas dudas, Macanudo parece haber dado con la tecla para reencantar a esta selección. Y ahora viene el desafío mayor.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo