[Video] ¡Lindo homenaje! Alexis se puso la camiseta de Cobreloa y regaló la de la Roja al público de Calama

El conjunto naranja aprovechó el entretiempo del partido que le ganan a Copiapó por el torneo de Primera B para agasajar a las figuras de la selección chilena durante su paso por la capital de El Loa.

Con un masivo homenaje ante cinco mil personas, Alexis Sánchez , Eduardo Vargas y Charles Aránguiz fueron homenajeados por su origen profesional en Cobreloa, cuadro que aprovechó la estadía de la Roja en Calama para ovacionar a sus canteranos ante el público del estadio Zorros del Desierto.

Los mineros reciben a Copiapó por la séptima fecha del Torneo de Primera B, y aprovecharon el entretiempo de la victoria parcial por 3-0 para aplaudir a los tres canteranos de la selección chilena, y además a Gary Medel , quien acompañó a los ex jugadores naranjas en el recorrido por la cancha donde dieron sus primeros pasos como profesionales.

Video | El homenaje a los ex cobreloínos de la Roja

"Darles las gracias a la gente por este cariño. Es una gran iniciativa de la gente de Cobreloa darnos la posibilidad de recibir este aplauso de la gente de Calama", dijo el segundo capitán de la Roja ante cinco mil personas congregadas para darles el último aliento a los jugadores antes de visitar a Bolivia en La Paz el próximo martes.

Charles Aránguiz no estuvo presente -fue dado de baja por la selección producto de su suspensión del partido con Bolivia- pero Vargas y Sánchez recibieron una camiseta del club y un galvano recordatorio. Ambos se acercaron al público y regalaron sus camisetas de la selección.

La alusión a Alexis fue especialmente aplaudida: "Hay alguien que están empezando. Nació en 1988 en Tocopilla. Comenzó en Cobreloa, pasó a Udinese, posteriormente a Barcelona de España. Actualmente está en el Arsenal de Inglaterra. Recibimos aquí, en el estadio donde nació, a don Alexis Alejandro Sánchez Sánchez".

Fotos: Capturas

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo