Crack de la Sub 20 rechazó contrato de 500 mil pesos en Wanderers y se escapó para firmar en el Morelia

Ariel Uribe, quien fue elegido como mejor jugador de la útlima SBS Cup que disputó la Rojita en Japón, se fugó con su representante para fichar en el Morelia. No le ha contestado el teléfono ni siquiera a Nico Córdova. 

Un complejo episodio vive hoy Santiago Wanderers con uno de los jugadores que apostaba a ser una de las grandes promesas para mostrar este semestre. Se trata de Ariel Uribe, volane de 18 años a quien ya le cuelgan el cartel de "El nuevo David Pizarro", y que hace un mes fue elegido mejor jugador del torneo que ganó la Rojita en Japón, la SBS Cup.

El mediocampista desapareció esta semana. Según el cuadro caturro, el representante argentino Hugo Ramos se lo llevó a México para probar suerte en el Morelia, justo cuando los porteños hacían esfuerzos para que firmara su contrato profesional por 500 mil pesos mensuales. Anoche, el jugador posteó una fotografía en su Instagram con la camiseta del cuadro michoacano.

"Si supieran que el contrato no ayudaba para nada en mi carrera por que tengo una familia detrás y con ese contrato y por tanto años y que todos empiezan con el mismo contrato es como que echaran a todos a un saco. Solo di el mejor paso para seguir en lo mío y con tanto sacrificio detrás y si comentan no saben lo que dicen por qué nunca han vivido una carrera sobre el futbol", dice Uribe en el post.

El entrenador Nicolás Córdova fue uno de los más sorprendidos. "La realidad es que nada sabemos, por más esfuerzos realizados para saber de su paradero. La familia no respondió a los llamados (...) creo que esto era algo que estaba preparado, con o sin partidos de Uribe en la Copa Chile", dijo el DT en alusión al duelo del domingo pasado.

"El martes lo llamé a las 9.45 horas para saber por qué no estaba en Mantagua y no me respondió. Tras el entrenamiento, a las 13.30 horas, insistí porque estaba preocupado, pero tampoco respondió. A las 21 horas esperé que se conectara y le escribí que esperaba algún motivo válido y que su decisión fuera la mejor, aunque debería hacerse responsable en caso de consecuencias... desde ahí no sé nada, no sé lo que pasó", profundizó Córdova.

Wanderers le había ofrecido al jugador un contrato por res temporadas y 500 mil pesos de sueldo mensual, con bonos por citaciones y partidos disputandos y reajustes asegurados cuando el futbolista cumpliera diez, veinte y treinta partidos oficiales en el Decano.

"Mi familia y amigos y todos los que me apoyan saben por qué hice esto. (En Wanderers) lo dicen por que quieren quedar bien ellos y a mi que me maten diciendo cosas malas. Cada partido llevaban el contrato para que firmara y me apuraban y todo. Pfff vean primero antes de tirarme mala onda ami por que yo soy un hombre esforzado y humilde como siempre", completó Uribe.

Foto: Instagram

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Revive #RedGolAlDia