¿Cómo manejar la ansiedad de los más chicos suplentes en el Campeonato Skechers Sub 8-9-10?

Son varios los niños que debe esperar su oportunidad para poder jugar algún partido en el torneo, donde el mejor de los profesores es clave en su formación.

No es fácil para un adulto mantener tranquilo a un niño, eso lo sabemos. Si le agregas una pelota en sus pies la tarea se complica, sobre todo pensando en que ese pequeño debe esperar para poder patearla en un partido.

Esa realidad viven muchos pequeños fin de semana a fin de semana en el Campeonato Skechers Sub 8-9-10, quienes en ocasiones deben esperar su oportunidad desde la banca para poder ingresar a hacer lo que tanto quieren: jugar.

“La frustración de los niños que son suplentes en este tipo de campeonatos por lo general se maneja súper bien, porque ellos saben que eventualmente les va a tocar jugar; se les enseña desde el principio el compañerismo y se conversa con ellos, se hace calentamiento previo antes de entrar a la cancha. Y en sí el profe ha manejado este plantel desde que son chiquititos, por lo tanto no hay complicaciones en el tema de cambios o suplencias… en cada tiempo hay dos cuartos, entonces se sabe que cada uno va a entrar en un cuarto, y es así como manejamos la ansiedad”, afirma, Diego Fuenzalida, entrenador de la sub 8 de Colo Colo.

Sebastián Castellón, entrenador de la misma categoría en la Unión Española, señala que “los niños tienen que entender que acá todos van a tener su oportunidad, acá todos juegan. Nosotros como Unión Española, con todos los niños que traemos los hacemos jugar como mínimo un cuarto, y eso ellos lo tienen muy claro, entonces así manejamos la ansiedad. Ellos saben que si están sentados en la banca, es porque otro compañero está jugando y es un juego de equipo”.

“El mensaje para los niños que están en la banca de suplentes debe ser súper claro: divertirse, pasarlo bien y después de eso obviamente sumar experiencia en el juego y semana a semana dar lo mejor de sí. Ellos siempre quieren jugar, pero también se dan cuenta que esto es un proceso y que tienen que ir sumando y aprendiendo sin dejar de lado que esto es un juego”, agrega Patricio Rojas, preparador físico de la Sub 9 y 10 de Cobreloa.

En esa misma línea Fuenzalida agrega que “los niños son eso, niños, entonces son inquietos, siempre quieren jugar , porque están en un equipo que además es muy importante y quieren participar y mostrar su talento porque saben que están los papás, y de hecho recién un niño hizo un gol y si te fijaste fue a celebrar con la barra y el público. Son niños, por lo tanto además de jugar y ganar la idea es que lo pasen bien y tengan una buena experiencia”.

“En esta etapa el mensaje que nosotros le pasamos a los chiquillos es que vengan, lo pasen bien y que se diviertan porque esto es un juego, pese a que obviamente semana a semana le traspasamos conceptos y conocimiento pero jamás pensando en un resultado sino en el proceso de ellos y su aprendizaje”, finaliza Rojas.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Revive #RedGolAlDia