Alejandro Camargo tras nominado al premio Puskas: “Estoy muy emocionado, pero fue una casualidad”

El volante de la U. de Conce habló luego de aparecer entre los candidatos a ganar el mejor gol de la temporada. 

Alejandro Camargo se mostró emocionado por la nominación al premio Puskas de la FIFA gracias a su gran gol a O’Higgins en diciembre del 2016, tras agarrar de primera y desde atrás de la cancha un despeje del golero rival.

Camargo explicó que nunca pensó estar entre los nominados y que está bastante emocionado por aparecer en un ranking de la FIFA entre los candidatos al mejor gol de la temporada.

“Ni siquiera nunca pensé que iba a marcar un gol así. La verdad es que no tengo palabras y, lo que venga, bienvenido sea. Ha tomado mucha repercusión el tema y es muy lindo. Trataré de disfrutarlo como cuando anoté el gol. Muy emocionado. Quizás no lo demuestro tanto, El profe (Patricio) Cornejo (preparador físico) me mostró su celular al final de la práctica y no le creía. Después llegó un mensaje de mi señora que por poco lloraba y fue emocionante. Significa un tremendo orgullo, muy grande para mí”, explicó el argentino a La Tercera.

El volante explicó también que acepta que el golazo fue una casualidad y que incluso lo ha tratado de volver a hacer en entrenamientos, pero no lo ha logrado.

“Si, en dos o tres entrenamientos después del gol quise hacerlo, pero tomé conciencia que fue casualidad. Nunca está demás practicarlo porque uno nunca sabe, puede pasar”, remarcó.

Finalmente dijo que le gustaría ganar el premio y que espera que los hinchas lo apoyen. Comentó que ya ser parte de los candidatos es algo memorable.

“Ojalá que la gente vote, me gustaría estar dentro de los finalistas y ganar el premio. Sería un sueño estar en Suiza. Desde ya es inolvidable, pero tengo los pies bien puestos en la tierra. Vi uno o dos de los otros goles nominados, pero no me he interiorizado mucho más”, cerró.

Foto: Agencia Uno

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo