Argentino quedó al borde del retiro tras donar parte de su hígado para salvarle la vida a su pequeño sobrino

Alejandro Benítez, de Central Larroque de Entre Ríos del Torneo Argentino C,  no dudó un minuto para apoyar al hijo de su hermana de nueve meses, que tuvo un problema a poco de haber nacido. Asumió la responsabilidad luego que el padre fuera incompatible para la operación.

Alejandro Lulo Benítez realizó un enorme acto de amor luego de donar parte de su hígado para salvarle la vida a su pequeño sobrino de nueve meses que nació con problemas y tuvo que ser trasplantado hepáticamente.

La historia comenzó luego de que al pequeñito se le encontrara un problema al hígado y una obstrucción biliar, que pese a recibir tratamientos y pasar gran parte de su vida en un hospital, sólo quedó la opción de un trasplante hepático.

El padre se ofreció primero que todos pero no era compatible, al mismo modo que la madre que era una candidata muy riesgosa luego de sufrir problemas del corazón cuando joven. Ante esto, Benítez dijo presente y ofreció sin pensar parte de su órgano.

"Somos una familia muy unida, somos tres hermanos. Les dije que no dudaba ni un segundo, que iba a ser yo e imagínate la alegría de ella y la felicidad y el alivio porque había una oportunidad de vida para Milo", explicó Benítez según CNN.

El pequeño Milo fue dado de alta y salió sin mayores problemas, aunque obligado a seguir un tratamiento de precaución. El héroe Lulo Benítez comentó qué sintió al ver a su pequeño sobrino luego de la operación y que no se arrepiente un segundo de lo que hizo.

“La verdad es que, después de la cirugía, yo lo vi a los cinco días de la operación. Recién voy a terapia intensiva, que pude levantarme de la cama e ir, ese encuentro fue lo más emocionante que me pasó en mi vida. Era otra persona. Verlo a él ahí en la incubadora y yo empezarle a cantarle las canciones que le cantaba y él sonriendo, la verdad que eso me emocionó mucho y me largué a llorar”, agregó.

Benítez tiene 30 años y sabe que tiene una muy pequeña posibilidad de volver al fútbol si es que realiza de buena forma el tratamiento, pero sabe que regresar a la actividad física profesional sería demasiado riesgoso a la hora de poder recibir un golpe precisamente en esa zona. Por ahora sólo aprovecha de compartir con el pequeño Milo y de realizar el tratamiento que le permitirá poco a poco empezar a realizar una vida normal.

Foto: Facebook Alejandro Benítez

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Revive #RedGolAlDia