¡Síiiiiiii! Chile dejó todo, tumbó a Portugal con un Bravo inolvidable en penales y está en la final de la Confederaciones

La Roja fue superior en los 90’, en los 120’ tras el alargue, le robaron un penal y, pese a todo, se impuso con la inmensidad de sus astros. El capitán tapó todos los lanzamientos que le mandaron desde los 11 metros. 

Chile enfrentó a Portugal por la primera semifinal de la Copa de las Confederaciones en Kazán, buscando un boleto a una nueva definición en un torneo de la FIFA. La tercera en tres años consecutivos.

Y en el primer tiempo los lusos arrancaron con buen posicionamiento y complicando algo a la Roja, aunque la primera fue un gran pase filtrado de Alexis Sánchez para Eduardo Vargas y salió de manera notable Rui Patricio. Ante eso, Claudio Bravo respondió de manera soberbia poco después tras un cetro rasante de Cristiano Ronaldo para un André Silva que se encontró con un achique magnífico del capitán chileno.

El equipo de Juan Antonio Pizzi hizo pie y comenzó a apurar en el último tramo a los europeos. A los 27’, Arturo Vidal apuró un tiro libre, se la dejó en los pies a Mauricio Isla, éste sacó un centro y Charles Aránguiz cabeceó a colocar, desviando. 120 segundos más tarde, jugadón colectivo de Chile, Alexis para Jean Beausejour, centro pasado, trató la chilena el Rey y le quedó Aránguiz, pero la calzó mal. Así se fueron al descanso.

En el complemento, Vidal entró con un cabezazo defectuoso tras gran centro de Beausejour y la más clara estuvo en los pies de Edú Vargas, quien calzó una mediavuelta grandiosa para la reacción de Rui Patricio . Atrás, una contra terminó con furioso remate de CR7 que desactivó Bravo.

Intentaba nuevamente Vidal con un remate de distancia y, tras un balón perdido por Aránguiz arriba, se produjo otra contra con Cristiano rematando previo rebote en Jara. Pasó cerca. La última sería otra del astro del Real Madrid, esta vez de cabeza, pero Gary Medel logró saltar a su altura para incomodarlo. 0-0 y al alargue.

En la media hora suplementaria, la Roja debió cerrar todo. Alexis tuvo un cabezazo clarísimo a los 94’, a los 112’ le hicieron un penal tremendo al Gato Silva que no advirtió ninguno de los árbitros en cancha y tampoco los encargados del VAR (insólito) y la más increíble se vendría a los 118’: lucida maniobra colectiva, Silva cedió para Vidal, éste definió, dio en el palo, el rebote le quedó encima a Martín Rodríguez y pegó en el travesaño. Todos los fantasmas del famoso palo de Pinilla justo cuando se cumplían tres años parecían volver.

Pero esta selección no está ni para sorpresas, ni para fantasmas. Se fueron a penales y mientras Arturo Vidal, Charles Aránguiz y Alexis Sánchez convertían con solidez, Claudio Bravo agigantaba su leyenda: tapó todos, sí, todos los lanzamientos que le enviaron. Primero a Ricardo Quaresma, luego a Joao Moutinho y cerró con Nani que le cambió el lado pero no lo sorprendió. Inmenso.

Chile está en una nueva final. La tercera en tres años. Espera a Alemania o a México el domingo a las 14:00 horas en San Petersburgo y esta generación no se cansa. Va por más.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Revive #RedGolAlDia