Kía presenta el Uno a Uno de Chile: la clase y la historia de Vidal, Vargas y Alexis para un triunfazo de la Roja

El bicampeón de América entró a arrasar con Camerún y bien pudo hacerlo, pero no encontró fineza en el último tramo. Se encontró con polémicas gracias al VAR pero, finalmente, puso justicia de la mano de históricos que aparecieron en momentos clave. 

Johnny Herrera: Muy bien en la contra que se propició tras el balón regalado por Gonzalo Jara en una salida. No era fácil. También manoteó de gran manera un centro que se colaba en el segundo tiempo. El único yerro fue una salida en falso tras un tiro libre pero la jugada estaba anulada cuando el balón venía en el aire por falta a Arturo Vidal.

Mauricio Isla: Metió tremendo ritmo en el primer tiempo, ahogando en mediocampo y apoyando constantemente al Chapa Fuenzalida. Por ahí hizo mucho daño Chile. Tuvo un gol cantado, pero el balón iba con demasiada violencia tras un buen córner de Leo Valencia y no pudo empujarla de manera correcta en área chica.

Gary Medel: Partió impreciso en la salida, pero se fue afirmando y comenzó varias jugadas de peligro con balón dominado llegando hasta mediocampo. Por ejemplo, dio comienzo a la acción que Edu Vargas elevó de manera impresionante en el primer tiempo. Además, estuvo calmado en los reclamos, como cuando se produjo la polémica por el VAR.

Gonzalo Jara: Cometió un grave error en una salida que propició una gran intervención de Johnny Herrera. Luego tuvo mala fortuna al resbalar cuando la Roja salía ya en ataque. Pero pese a lo grosero que fue el primer yerro, estuvo bien saliendo siempre con un compañero. Quizás pasa inadvertido, pero otorga buena salida y buen pelotazo largo para dar variantes en el arranque de las acciones ofensivas.

Jean Beausejour: Buen nivel. Extenso ida y vuelta, defendió de buena manera, profundizó menos que Mauricio Isla pero estuvo presente también en ataque.

Charles Aránguiz: Si bien no estuvo tan bajo como en los amistosos, al Príncipe aún le falta para retomar su acostumbrado nivel. Buena muestra de aquello es que a veces le cuesta el control orientado, algo que para él es de lo más simple del mundo para apurar acciones ofensivas. Tiene que ir tomando ritmo.

Marcelo Díaz: Entiende muy bien el juego. Puede fallar algunos balones, pero su posicionamiento permite equilibrar la subida conjunta tanto de los laterales como la de los dos interiores que lo flanquean en el mediocampo.

Arturo Vidal: Portentoso. Tras un primer tiempo donde se movió indistintamente por ambas bandas, se estacionó en la izquierda en el complemento y marcó un gol clave, con frialdad, potencia y precisión en un momento crítico del partido. Una bestia.

José Pedro Fuenzalida: Buen partido del Chapa. Profundo, incisivo, participativo en el primer tiempo. Se fue diluyendo, pero fue aporte.

Eduardo Vargas: Mil veces se ha escrito lo mismo. Puede venir bajo en sus clubes, hacer un par de partidos discretos, pero cuando tiene que estar por la Roja en momentos clave, está. Prendido, gran primer tiempo, tuvo un gol que encendió la polémica por el VAR y lo que la tecnología le había quitado, se lo devolvió con justicia en el complemento. Habilitó, convirtió y fue figura, justificando su ingreso desde el arranque a todo evento.

Edson Puch: Tuvo un gran remate que exigió a Ondoa y un par de retornos defensivos importantes. No obstante, no fue lo suficientemente incisivo por su sector.

(57’) Alexis Sánchez: Entró mal, desenfuchado y rengueando ostensiblemente. Pero es crack y, cuando se enchufó, Chile cerró el partido. Centro y gol de Arturo Vidal, arranque, maniobras y gol de Edu Vargas.

(63’) Leonardo Valencia: Muy buen ingreso. Propició dos jugadas de gol, un arranque por derecha y un gran córner, antes de meter el pelotazo profundo a Alexis para el gol de Edu Vargas.

(70’) Francisco Silva: Otro que entró bien en un momento muy tenso. Pasó casi inadvertido, pero tras su ingreso Chile recuperó el balón en el mediocampo, se soltó Leo Valencia y Arturo Vidal se pudo mandar más en ataque. Bien.

DT Juan Antonio Pizzi: Bien leído. Salió a asfixiar con los interiores y los laterales a un cuadro de Camerún que no es muy prolijo con el balón en los pie y dominó para arrasar. Lamentablemente, Chile no encontró el gol y, cuando lo hizo, vino la polémica del VAR. En el complemento, la Roja se quedó físicamente y comenzaba a lidiar con la frustración, pero acertó con los ingresos de Alexis y Leo Valencia y reaccionó rápido con el Gato Silva ante la inesperada contractura de Aránguiz. Ahí llegó el segundo aire del bicampeón de América que terminó con un triunfo que era tan trascendental como merecido.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Revive #RedGolAlDia