De la mano del portentoso Cristiano, Portugal gana tranquilamente y está asegurando el primer puesto del grupo

Un 2-0 con goles del emblema de penal -clara falta- y de Bernardo Silva, que tras rematar se dobló feo el tobillo. Nueva Zelanda se atreve pero mucho no puede hacer ante la velocidad y técnica portuguesas. 

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

La Pizarra de RedGol junto al profe John Armijo