Chile y Portugal pueden estrenar oficialmente el cuarto cambio en el alargue si llegan a tiempos suplementarios en Kazán

La normativa impuesta en marzo del año pasado ya se ha utilizado en competencias menores, pero tendrá hoy su primera chance de aparecer en duelos oficiales de selecciones adultas.

La FIFA estableció a la Copa de las Confederaciones como lugar de prueba para muchas de sus nuevas intervenciones en el reglamento. Una prueba es el videoarbitraje, que no ha dejado especialmente satisfecho ni a hinchas ni autoridades. Pero también hay espacio para otras modificaciones, una de las cuales podríamos ver hoy en el duelo entre Portugal y Chile.

Se trata de la introducción de un cuarto cambio por equipo, que podrá activarse si el partido finaliza empatado en el tiempo regular y el finalista debe resolverse en periodos suplementarios. "La Copa Confederaciones es el lugar ideal para probar el funcionamiento de esta sustitución extra en la prórroga", explicó el legendario Marco van Basten, director de desarrollo técnico de la FIFA.

A través de esta modificación, en Zúrich pretenden aportar dinamismo a la disputa de los tiempos suplementarios, que habían derivado en un control que evita riesgo por parte de los equipos implicados, producto del cansancio acumulado y el peligro de un desnivel difícil de remontar.

Esta regla se pudo aplicar en la final de la Copa América Centenario entre Chile y Argentina, pero los entrenadores decidieron no utiizar esta salvedad. Lo que está descartado es la definición desde el punto penal al estilo muerte súbita (penales alternados como en el tenis), al menos en estas finales.

Fotos: Agencia Uno

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda

Revive #RedGolAlDia