Columna MEDS: Pinzamiento anterior de tobillo

Las lesiones en el fútbol son habituales, tanto para los profesionales como para quieren practican este popular deporte de forma recreativa. Sea amateur o profesional, el riesgo de lesiones está siempre presente. Una de ellas, es la que afecta al tobillo.

El pinzamiento anterior del tobillo es producto, principalmente, de una complicación tras un esguince del tobillo sin tratamiento o que tuvo un tratamiento deficiente.

El dolor aparece producto de la compresión del exceso de tejido de los ligamentos dañados, así como también del choque entre las prominencias óseas de la tibia y el talo que pueden aparecer con el tiempo.

“Esta es una patología relacionada con el esguince del tobillo. Se da principalmente entre pacientes activos, pertenecientes al deporte y específicamente cuando hubo una lesión previa, como una fractura”, sostiene el Dr. Julio Botello, experto en pie y tobillo de Clínica MEDS.

El kinesiólogo Cristian Ramírez, añade que “cuando existe sobreuso de una articulación lesionada, se comienzan a producir osteofitos, que alargan la articulación lo que aumentan el pinzamiento de las estructuras blandas”, precisa el profesional de Clínica MEDS

Hay dos posibilidades de tratamiento, la conservadora y la quirúrgica. “La primera es lo ideal al ser menos invasiva en el paciente. Lo que se busca es disminuir la inflamación con hielo y suspensión de actividades deportivas de la zona para reducir también el dolor, y así estabilizar la articulación del tobillo para que vuelva a moverse de manera adecuada”, agrega el Dr. Botello.

El facultativo, experto en traumatología deportiva, explica que “si estas medidas no dan buen resultado, hay que recurrir una segunda etapa en la cual esta la infiltración quirúrgica con cirugía endoscópica. Esto con el fin de succionar el exceso de cicatriz, tejido inflamatorio y también prominencias óseas involucradas en el pinzamiento. Además, se deben evaluar la estabilidad de los ligamentos del tobillo, porque muchas veces coinciden pinzamiento e inestabilidad y así prevenir algún efecto secundario”.

La rehabilitación tiene 4 fases en este tipo de patología. “La primera es la fase de mayor protección, donde intentamos reducir el derrame y aumentar el rango de movimiento. Una segunda fase es de protección parcial donde aumentamos levemente las cargas. La fase siguiente es de franco fortalecimiento y estabilización de la articulación, en tanto que una cuarta fase es de reintegro deportivo para deportistas profesionales”, puntualiza Cristián Ramírez.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda