Ha salido un nuevo estilo de Curling: ¡Chocar autos del siglo pasado!

Los rusos imitaron el deporte olímpico de invierno, con la diferencia de que un grupo de personas empujan un auto conducido por un piloto, sin motor ni frenos, por una pista de hielo. 

El curling es un deporte muy popular en Canadá, Estados Unidos y el Norte de Europa. Consiste en deslizar una pieza de granito de 20 kilos por un corredor de hielo. Una vez que se efectúa el lanzamiento, un grupo “cepilla el suelo” para facilitar el avance de la piedra, aunque sin poder tocarla. El fin es quedar lo más cerca posible de la diana marcada al final del pasillo para sumar puntos.

Pero en Rusia quisieron darle una variante bastante extraña a este deporte olímpico. En vez de las piedras de granito usan autos que ya no sirven para nada. Por otro lado, un grupo personas empujan el auto desde el punto de partida con el objetivo de que agarre velocidad y se sitúe lo más cerca posible de la diana.

Lo entretenido es que los autos pesan muy poco ya que les sacan el equipamiento, como el motor y la caja de cambios. Tampoco tienen frenos, por lo que la única forma de detenerse es que se acabe el vuelo o que choque a otro auto.

Lo que sí se mantiene es la dirección, la que el piloto emplea para quedar lo más cerca del objetivo y así ir sumando puntos. Finalmente gana el equipo que logra posicionar más autos cerca de la diana.

El fin de semana pasado se realizó el primer torneo de Curling con autos en Rusia, y se espera que este “deporte” vaya sumando rápidamente nuevos seguidores.

RedGol recomienda

Más noticias de tu interés

RedGol recomienda